Algún día en alguna parte

Lo Mejor de 2010 de El Cultural.

Posted in Libros by Alguien on 31 diciembre 2010

Un año más, los críticos de El Cultural han seleccionado las mejor del 2010.

Los mejores libros de 2010:
Ficción: El sueño del celta, de Mario Vargas Llosa.
Poesía: Barroco, de José Luis Rey.
No ficción: Isabel II, de Isabel Burdiel.

LETRAS:
Las votaciones de nuestros críticos. Lo mejor de 2010: Libros de ficción.
Las votaciones de nuestros críticos. Lo mejor de 2010: Libros de poesía.
Las votaciones de nuestros críticos. Lo mejor de 2010: Libros de no ficción.

El sueño del Nobel .Lo mejor de 2010: Ficción.
El sueño del celta, de la A a la Z Lo mejor de 2010: Ficción.
2010: el año de los deseos cumplidos. Lo mejor de 2010 en Ficción: Análisis.
Bajo el signo de la dispersión. Lo mejor de 2010: Poesía.
Biografías, pensamiento, actualidad e Historia. Lo mejor de 2010: No ficción.
Isabel Burdiel: “La vida privada de Isabel II fue políticamente utilizada para controlarla y/o desacreditarla” Lo mejor de 2010: No ficción.

ARTE:
Las votaciones de nuestros críticos. Lo mejor de 2010: Arte.
Orden en la sala. Lo mejor de 2010: Arte.
El año lento. Lo mejor de 2010 en Arte: Análisis | Elena VOZMEDIANO.
El 1 del 1 del 11 comenzamos desde el principio. Reflexiones en torno a un año de crisis. (también) en la arquitectura española | Antón GARCíA-ABRIL.

CINE:
Las votaciones de nuestros críticos .Lo mejor de 2010: Cine.
Los insobornables. Lo mejor de 2010: Cine nacional.
Javier Rebollo: “Ha habido una guerra civil en el cine español”.Lo mejor de 2010: Cine nacional.
Utopía independiente. Lo mejor de 2010: Cine internacional.

CIENCIA:
Los hitos científicos- Lo mejor de 2010: Ciencia.

ESCENARIOS:
En el reino de los actores. Lo mejor de 2010: Teatro,
Dosmildiez . Lo mejor de 2010 en Teatro: Análisis | Ignacio GARCÍA MAY,
Calidad sin fronteras. Lo mejor de 2010: Música,
Sin sobresaltos. Lo mejor de 2010 en Música: Análisis | Arturo REVERTER,

OPINION:
Bajo mínimos. Lo mejor de 2010: Editorial.

The Best Books of 2010.

Posted in Libros by Alguien on 29 diciembre 2010

10 Best Books of 2010 – The New York Times.
100 Notable Books of 2010 – The New York Times.
Holiday Books: Notable Children’s Books of 2010 – The New York Times.
Notable Crime Books of 2010 – The New York Times.
The Best Illustrated Children’s Books 2010 – The New York Times.
Books About Antiques – The New York Times.
2010 Graphic Novels – The New York Times.

For more lists, check out Largeheartedboy.

Regalos de papel para Navidad 2010.

Posted in Libros by Alguien on 24 diciembre 2010

¿Necesitas un consejo para elegir el libro que quieres regalar estas Navidades? Aquí encontrarás una completa lista de auténticos tesoros de papel, de esos que no suelen aparecer en las estanterías más visibles ni están envueltos en celofán. Los profesores de Escuela de Escritores han confeccionado este directorio de reseñas, dividido en los posibles perfiles del lector (por edades, gustos o circunstancias) para ayudarte en este tiempo de regalos a acertar en la diana de la Literatura.

Para papá
Para mamá
Para los abuelos
Para los que ya saben leer (6-11 años)
Para antes de salir con los amigos (12-15 años)
Para mezclar con el botellón
Para ese chico tan serio
Para aventureros y viajeros
Para el que quiere aprender a escribir

Para el poeta
Para el lector exigente
Para el que lee en el metro
Para reír
Para pensar
Para los locos del cine
Para comparar con la película
Para el melómano

Los Libros de 2010 de Babelia.

Posted in Andanzas by Alguien on 24 diciembre 2010

La edición de ELPAÍS.com, ha publicado un especial con los libros más destacados de 2010 según una encuesta  realizada a 55 críticos y colaboradores del suplemento cultural Babelia. Críticas de las obras más destacadas, los títulos agrupados por ocho géneros (los cinco primeros de cada uno), la lista de las votaciones de cada uno de los 55 especialistas que participaron y un análisis completo de la encuesta. El más valorado por todos, “Verano” de J. M. Coetzee.

La lista de los 10 libros de 2010 de Babelia, que son doce debido a un triple empate en el décimo lugar, es la siguiente:

1- Verano, de J. M. Coetzee (Mondadori)
2- Poesía reunida, de William Butler Yeats (Pre-Textos)
3- Blanco nocturno, de Ricardo Piglia (Anagrama)
4- El sueño del celta, de Mario Vargas Llosa (Alfaguara)
5- El amor verdadero, de José María Guelbenzu (Siruela)
6- Retratos y encuentros, de Gay Talese (Alfaguara)
7- Algo va mal, de Tony Judt (Taurus)
8- Dublinesca, de Enrique Vila-Matas (Seix Barral)
9- Tarde o temprano. Poemas 1958-2009, de José Emilio Pacheco (Tusquets)
10- Esencia y hermosura. Antología, de María Zambrano (Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores)
Tiempo de vida, de Marcos Giralt Torrente (Anagrama)
Tierra desacostumbrada, de Jhumpa Lahiri (Salamandra).

Consulta el ESPECIAL sobre ‘Los libros del año’ de Babelia en ELPAÍS.com.
Las puntuaciones de los 55 críticos.

Las Lecturas de 2010 de HermanoCerdo.

Posted in Andanzas by Alguien on 14 diciembre 2010

Llegó el momento. Esta es la tercera convocatoria dirigida a nuestros lectores y colaboradores para que nos manden sus lecturas de 2010. Desde que la revista The Millions lanzara su serie “A Year in Reading”, saber qué es lo que los otros leen se ha convertido en una experiencia sorprendente, una lectura algo neurótica y a veces un ejercicio de profunda envidia. Quienes conforman la piara desean que si ninguno de ustedes pudo ganarse la lotería ni el premio Planeta al menos sí hayan tenido grandes lecturas en lo que va del año.

Si quieren colaborar con nosotros lo único que tienen que hacer es mandarnos sus lecturas a hermanocerdo@ gmail con el subject: “También soy un/a cerdo/a lector/a”

Adicionalmente, tendremos disponible una entrada en el blog para que aquellos que lo consideren justo nos compartan en los comentarios sus “No lecturas de 2010″, aquellos libros que abandonaron por aburrimiento, enojo, envidia, tristeza o lo que sea.

Los 22 mejores narradores jóvenes en español de Granta.

Posted in Noticias by Alguien on 9 octubre 2010

La versión en español de la revista anglosajona Granta, nacida en el año 1979 gracias a cinco estudiantes de Cambridge, publicó el pasado viernes 1 de octubre su esperado volumen número 11 que reúne a “Los mejores narradores jóvenes en español“, una edición que se publicará en inglés en noviembre de este año y que es el resultado de una amplia convocatoria realizada en el mes de abril.

Los 22 escritores incluidos en este especial de “Los mejores narradores jóvenes en español” han sido seleccionados por un jurado compuesto por Edgardo Cozarinsky, Francisco Goldman, Isabel Hilton, Mercedes Monmany, Valerie Miles y Aurelio Major.

Aquí la lista de narradores elegidos:

1. Andrés Barba, España
2. Oliverio Coelho, Argentina
3. Federico Falco, Argentina
4. Pablo Gutiérrez, España
5. Rodrigo Hasbún, Bolivia
6. Sonia Hernández, Spain
7. Carlos Labbé, Chile
8. Javier Montes, España
9. Elvira Navarro, España
10. Matías Néspolo, Argentina
11. Andrés Neuman, Argentina

 

12. Alberto Olmos, Spain
13. Pola Oloixarac, Argentina
14. Antonio Ortuño, México
15. Patricio Pron, Argentina
16. Lucía Puenzo, Argentina
17. Andrés Ressia Colino, Uruguay
18. Santiago Roncagliolo, Perú
19. Samanta Schweblin, Argentina
20. Andrés Felipe Solano, Colombia
21. Carlos Yushimito, Perú
22. Alejandro Zambra, Chile

 

Más información y enlaces a los jóvenes narradores:
El blog de Babelia: Papeles perdidos.
Dossier completo con historia de la revista y biografías de los autores seleccionados. (PDF)
Vídeo De La Rueda De Prensa En Aviondepapel.Tv.

Noticias más destacadas de la prensa anglosajona:
The New York Times.
The Guardian.
Galleycat.
Los Angeles Times.

Sitio Oficial:Granta.

Fuente: elboomeran.com

España en 100 libros.

Posted in Andanzas by Alguien on 10 febrero 2010

“Una de las mejores maneras de conocer la historia, los valores y la dinámica de un país es acercarse a los libros que han proyectado sobre él una influencia honda y perdurable. Y eso es justamente lo que hemos querido hacer con España en este número 100 de Letras Libres: en primer lugar, ver cuáles pudieran ser esos libros que se leen y se seguirán leyendo y que han formado y formarán nuestra mirada hacia las cosas; en segundo, ver cuál ha sido su papel en el legado intelectual español de los últimos cien años. Para ello hemos recurrido a cuatro colaboradores de la revista y representantes de lo más diverso y brillante de las letras españolas actuales: Andrés Sánchez Robayna, poeta y ensayista; Jordi Canal, historiador; Jordi Gracia, crítico literario, y Félix Romeo, narrador. Sus elecciones y sus explicaciones serán sin duda polémicas –toda selección de esta naturaleza lo es, y ese es parte de su atractivo-, pero conforman un mapa plural, en diálogo con la tradición y la modernidad, que permite vislumbrar cuál ha sido la historia española en los últimos cien años: una sucesión de inestabilidades, de fricciones entre liberales y autoritarios, de genialidad literaria en medio de una sociedad precaria, de, finalmente, unos últimos años en los que la vida y los libros en España han sido, por lo general, lo que siempre deben ser: un diálogo creativo, tolerante y renovador”.


Andrés Sánchez Robayna.

Soledades (1903), de Antonio Machado.
Lecturas españolas (1912), de Azorín.
Del sentimiento trágico de la vida (1912), de Miguel de Unamuno.
Luces de bohemia (1920), de Ramón del Valle-Inclán.
Las rosas de Hércules (1922), de Tomás Morales.
Tirano Banderas (1926), de Ramón del Valle-Inclán
La rebelión de las masas (1930), de José Ortega y Gasset.
El público (1930), de Federico García Lorca.
Juan de Mairena (1936), de Antonio Machado.
La realidad y el deseo (1936), de Luis Cernuda.
Poeta en Nueva York (1940), de Federico García Lorca.
El escritor (1941), de Azorín.
La realidad histórica de España (1948), de Américo Castro.
Automoribundia (1948), de Ramón Gómez de la Serna.
Dios deseado y deseante (1949), de Juan Ramón Jiménez.
Cántico (1951), de Jorge Guillén.
La colmena (1951), de Camilo José Cela.
Pido la paz y la palabra (1955), de Blas de Otero.
Conjuros (1958), de Claudio Rodríguez.
Tiempo de silencio (1962), de Luis Martín Santos.
Don Julián (1970), de Juan Goytisolo.
Material memoria (1979-1989), de José Ángel Valente.
Todas las almas (1989), de Javier Marías.
Teatro completo (1997), de Fernando Arrabal.
París no se acaba nunca (2003), de Enrique Vila-Matas.

Jordi Canal.

Campos de Castilla (1912), de Antonio Machado.
Del sentimiento trágico de la vida (1912), de Miguel de Unamuno.
Platero y yo (1917), de Juan Ramón Jiménez.
Luces de bohemia (1920), de Ramón del Valle-Inclán.
La rebelión de las masas (1930), de José Ortega y Gasset
La casa de Bernarda Alba (1936), de Federico García Lorca.
Nada (1945), de Carmen Laforet.
Historia de una escalera (1949), de Antonio Buero Vallejo.
La colmena (1951), de Camilo José Cela.
Notícia de Catalunya (1954), de Jaume Vicens Vives.
Obres completes (desde 1956), de Josep Pla.
España, un enigma histórico (1957), de Claudio Sánchez-Albornoz.
Las brujas y su mundo (1961), de Julio Caro Baroja.
Cinco horas con Mario (1966), de Miguel Delibes.
El fracaso de la revolución industrial en España, 1814-1913 (1975),  Jordi Nadal.
La Edad de Plata, 1902-1939 (1975), de José Carlos Mainer.
Autobiografía de Federico Sánchez (1977), de Jorge Semprún.
Antiguo régimen y revolución liberal (1978), de Miguel Artola.
Contra las patrias (1984), de Fernando Savater.
Salón de pasos perdidos (1990-2009), de Andrés Trapiello.
El bucle melancólico. Historias de nacionalistas vascos (1997), de Jon Juaristi.
La era de la información (1997-1998), de Manuel Castells.
Sefarad. Una novela de novelas (2001), de Antonio Muñoz Molina.
La loca de la casa (2003), de Rosa Montero.
Anatomía de un instante (2009), de Javier Cercas.

Jordi Gracia.

Niebla (1914), de Miguel de Unamuno.
El pensamiento de Cervantes (1925), de Américo Castro.
La rebelión de las masas (1930), de José Ortega y Gasset.
Juan de Mairena (1936), de Antonio Machado.
Lírica de una Atlántida (1936-1954), de Juan Ramón Jiménez.
Diccionario de Filosofía (1942-1976), de José Ferrater Mora.
Automoribundia (1948), de Ramón Gómez de la Serna.
La colmena (1951), de Camilo José Cela.
El arco y la lira (1956), de Octavio Paz.
Tiempo de silencio (1961), de Luis Martín-Santos.
Desolación de la quimera (1962), de Luis Cernuda.
El quadern gris (1966), de Josep Pla.
Arde el mar (1966), de Pere Gimferrer.
Volverás a Región (1967), de Juan Benet.
Conversación en La catedral (1969), de Mario Vargas Llosa.
Crónica sentimental de España (1971), de Manuel Vázquez Montalbán.
Si te dicen que caí (1973), de Juan Marsé.
Las personas del verbo (1975), de Jaime Gil de Biedma.
La edad de plata. Ensayo de interpretación de un proceso cultural, 1902-1936 (1975), de José-Carlos Mainer.
La infancia recuperada (1976), de Fernando Savater.
Coto vedado y En los reinos de Taifa (1985-1986), de Juan Goytisolo.
Vendrán más años malos y nos harán más ciegos (1994), de Rafael Sánchez Ferlosio.
Tu rostro mañana (2002-2008), de Javier Marías.
Anatomía de un instante (2009), de Javier Cercas.

Félix Romeo.

Historia de los heterodoxos españoles (1880-1882), de Marcelino Menéndez Pelayo.
El espectador (1916-1934), de José Ortega y Gasset.
Luces de bohemia (1920), de Ramón del Valle-Inclán.
Fiesta (1926), de Ernest Hemingway.
Imán (1930), de Ramón J. Sender.
A sangre y fuego (1937), de Manuel Chaves Nogales.
Homenaje a Cataluña (1938), de George Orwell.
Españoles de tres mundos (1942), de Juan Ramón Jiménez.
Automoribundia (1948), de Ramón Gómez de la Serna.
El corazón y otros frutos amargos (1959), de Ignacio Aldecoa.
El verdugo (1963), de Luis García Berlanga y Rafael Azcona.
El cuaderno gris (1966), de Josep Pla.
La infancia recuperada (1976), de Fernando Savater.
El castillo de la carta cifrada (1979), de Javier Tomeo.
Mi último suspiro (1982), de Luis Buñuel.
Hormigón (1982), de Thomas Bernhard.
Lo peor de todo (1992), de Ray Loriga.
Las armas y las letras (1994), de Andrés Trapiello.
Los detectives salvajes (1998), de Roberto Bolaño.
La fiesta del chivo (2000), de Mario Vargas Llosa.
Cuadernos de todo (2002), de Carmen Martín Gaite.
Fiebre y lanza (2002), de Javier Marías.
París no se acaba nunca (2003), de Enrique Vila-Matas.
Enterrar a los muertos (2005), de Ignacio Martínez de Pisón.
Anatomía de un instante (2009), de Javier Cercas.

Lista completa de los 100 libros de Letras Libres.

Reacciones a los 100 libros.
España en 100 libros: Las que faltan. Laura Freixas.
Todos los libros a la mano. Gabriel Zaid.

Los libros más vendidos en 2009.

Posted in Libros by Alguien on 25 enero 2010

Los tres volúmenes de la trilogía Millennium, de Stieg Larsson, encabezaron la lista de libros más vendidos en España durante 2009, según datos hechos públicos por la consultora Nielsen.

Los españoles compraron 2,7 millones de libros de la trilogía. Del primer volumen, Los hombres que no amaban a las mujeres, se superó el millón de libros despachados el pasado año.

El bombazo editorial de Millennium en 2009 es aún más significativo si se tiene en cuenta que los dos primeros libros de la trilogía se publicaron en 2008, por lo que sus ventas totales en España superan ampliamente las realizadas el pasado año, cuando se editó el tercer volumen, La reina en el palacio de las corrientes de aire, que desde julio hasta final de año superó los 800.000 ejemplares vendidos.

Además de las millonarias ventas en castellano, cada uno de los tres libros supera los 70.000 ejemplares en la edición en catalán.

Las ventas de cada uno de los tres libros del fallecido escritor sueco casi duplican al cuarto puesto del ranking, El símbolo perdido, de Dan Brown. Tras el quinto lugar de La mano de Fátima, de Ildefonso Falcones, completan el podio de los 10 más pedidos los cuatro libros juveniles de la saga Crepúsculo, de Stephenie Meyer; con la excepción del libro de no ficción más vendido, El Secreto, de Rhonda Byme, que se sitúa en el puesto 9.

La lista es mucho más variada entre los puestos 11 y 20: El fuego, de Katherine Neville, en el puesto 11; La soledad de los números primos, de Paolo Giordano, en el 12; El niño con el pijama de rayas, de John Boyne, en el 13; Tercer viaje al reino de la Fantasía, de Gerónimo Stilton, en el 14; la citada edición de bolsillo de Crepúsculo, en el 15; Gerónimo Stilton En el Reino de la Fantasía, en el 16; La Isla bajo el mar de Isabel Allende, en el 17; Contra el viento, de Ángeles Caso, en el 18; Aurora Boreal de Assa Larsson, en el 19, y La crisis Ninja y otros misterios, de Leopoldo Abadía, en el puesto 20, que se coloca como primer libro de no ficción española en el ranking.

El ranking de Ficción para adultos no experimenta cambios de los más vendidos en los primeros puestos, si bien la salida de los libros juveniles e infantiles permite la entrada en el puesto de 18 de La Catedral del Mar, de Ildefonso Falcones, y El juego del Ángel de Carlos Ruiz-Zafón, en el 20, además de Caín y El viaje del elefante, de José Saramago, en el 21 y 22.

Los diez libros más vendidos durante 2009:

1. Millenium: Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson
2. Millenium: La chica que soñaba con una cerilla, de Stieg Larsson
3. Millenium: La Reina en el Palacio de las Corrientes, de Stieg Larsson
4. El símbolo perdido, de Dan Brown
5. La Mano de Fátima, de Ildefonso Falcones
6. Crepúsculo: Eclipse, de Stephenie Meyer
7. Crepúsculo: Luna Nueva, de Stephenie Meyer
8. Crepúsculo: Amanecer, de Stephenie Meyer
9. El secreto, de Rhonda Byme
10. Crepúsculo, de Stephenie Meyer

Las listas completas de los más vendidos del 2009. (PDF)

Lo Mejor de 2009 de El Cultural.

Posted in Libros by Alguien on 31 diciembre 2009

Afirma Umberto Eco que el hombre, al elaborar listas para clasificar la realidad, la está transformando. Un año más, los críticos de El Cultural asumen el reto de destacar, desde la libertad y el rigor, lo mejor del año cultural que termina. En 2009 la literatura de ficción (La noche de los tiempos, de A. Muñoz Molina), la poesía (Ánima mía, de Marzal) y el ensayo (Anatomía de un instante, de Cercas) han jugando con la indefinición de los géneros. En Arte, la exposición más votada ha sido la de Francis Bacon en el Museo del Prado, en febrero pasado. La mejor escena de este año se reparte entre la mezzosoprano Cecilia Bartoli (Sacrificium) y la obra Muerte de un viajante, dirigida por Mario Gas. Los condenados, de Isaki Lacuesta, es el filme nacional más votado, mientras los Malditos bastardos de Quentin Tarantino dominan la pantalla mundial, y Ciencia destaca al equipo internacional que investiga al homínido Ardipithecus ramidus.

Los mejores libros de 2009 de El Cultural:
Las votaciones de nuestros críticos de letras.

Letras:
Regreso al pasado: Lo mejor de ficción.
Entrevista con Antonio Muñoz Molina.
La hora del relevo: Lo mejor de poesía.
Clima, economía, pensamiento, ciencia e Historia: Lo mejor de ensayo.
Entrevista de Javier Cercas.
Análisis: energía sostenible (lo justo), por Ricardo Senabre.
Las votaciones de nuestros críticos de letras.

Arte:
Lo mejor de 2009: Clásicos aunque contemporáneos.
Análisis: El año de las oportunidades, por Rocío de la Villa.
Mercado: Tiempo de maestros.
Arquitectura: Premios contra la crisis.
Las votaciones de nuestros críticos de arte.

Escenarios:
Lo mejor de música: El año del sacrificio.
Lo mejor de teatro: Buena añada.

Análisis: La hora del teatro público, por Javier Villán.

Cine:
Lo mejor del cine nacional: Solitarios y fronterizos.
Lo mejor del cine internacional: Mandan los maestros.
Análisis: La flor cadáver del cine español, por Luis Martínez.
Las votaciones de nuestros críticos de cine.

Ciencia:
Los hitos de 2009: “Ardi”, más luz para la evolución.
Análisis: Entre Darwin y Galileo, por José Manuel Sánchez Ron.

Editorial:
2009, el tijeretazo.

Fuente: El Cultural.es.

Los libros más destacados de la década según La Vanguardia.

Posted in Libros by Alguien on 28 diciembre 2009

La Vanguardia elige los libros de la década.

1. 2666 (Anagrama)
Roberto Bolaño (2004)

La novela póstuma de Bolaño resume las nuevas formas de narrar el mundo al filo del nuevo milenio, un mundo abierto, múltiple, global, sin un eje central. 2666 es como un gigantesco compendio literario alimentado por decenas de relatos, estilos distintos, un narrador oculto (¿el Arturo Bentano de Detectives salvajes, una de las máscaras ficticias del propio Bolaño?) en busca de un centro también oculto del mundo. Es un mural de la historia del siglo XX, la búsqueda de las raíces del mal, juego literario, alegoría, realismo, fusión de alta cultura con la cultura popular… En una misma oración, Bolaño comienza con una carcajada y la hace acabar con el espanto. La novela enlaza con las estructuras narrativas de Cervantes, Sterne o Flann O’Brien y con las actuales de Vollmann, Chabon, Fresán o Foster Wallace. En uno de sus textos se imagina como un eternauta describiendo el mundo desde el espacio, el escritor y el filósofo como detective en busca de una explicación del mal que siempre se le escabulle porque está en uno mismo.

2. Acción de Gracias (Anagrama)
Richard Ford (2008)

Ford lleva a escena de nuevo a Frank Bascombe, que ya había protagonizado El periodista deportivo (1986) y El día de la independencia (1995). El título original, The lay of the land, ha sido traducido en España como Acción de Gracias (la novela empieza con la preparación de la fiesta norteamericana del 4 de noviembre con su primera mujer, ahora viuda). Es el año 2000. Rotas sus ilusiones como escritor, el agente inmobiliario vive en Nueva Jersey, tiene ya 55 años, sobrevive a un segundo matrimonio y a un cáncer de próstata, con los restos de su familia (Paul y Clarissa), además de un hijo disfuncional, otro muerto a los nueve años y teniéndoselas que ver con un socio budista de su agencia. Bascombe es el antihéroe de la clase media (más probable que el Rabbit de Updike, menos metafísico), capaz de ofrecer aforismos como esta perla: “Hay verdaderamente tan pocas cosas inexplicables en el mundo. ¿Por qué es un lugar tan difícil para vivir?”. La novela pasa en tres días: tiempo para que se celebre un funeral, un suicidio, un accidente de coche, fallos en la estructura de su casa, una bomba en un hospital.

3. Tokio Blues (Tusquets)
Haruki Murakami

Uno de los booms literarios de la década que engrosa además el plantel de creadores japoneses en Occidente. Los protagonistas de la novela son adolescentes frágiles que han vivido experiencias dolorosas y que han de madurar con el contacto con la muerte. Toru Watanabe se enfrenta al dilema de si quiere seguir el cauce señalado (una multinacional) o emprender la ruta del outsider. Contra el dolor no hay cura ni antídoto, sólo cabe atravesarlo para aprender que es uno de los argumentos de la vida. Murakami retrata personajes femeninos de gran fuerza, inadaptadas y sensibles. Es un retrato lacerante y de superación ante la adversidad, con viajes a las zonas que las revistas fashion suelen mantener tras un velo: clínicas, el mundo de la mendicidad, ahora tan presentes en los libros.

4. La fiesta del chivo (Alfaguara)
Mario Vargas Llosa (2000)

Retrato de una de las dictaduras más crueles y caprichosas del siglo XX. El novelista peruano mezcla elementos reales con otros ficticios para narrar, en tres líneas de trama distintas, el último día de un tirano que esclavizó a tres millones de dominicanos, la conspiración para acabar con su vida y los recuerdos de Urania Cabral, que regresa a la isla en 1961 para ver a su padre. No es ni Tirano Banderas ni Yo, el supremo ni El otoño del patriarca, Vargas Llosa mantiene el suspense de la novela negra y entrecruza personajes de toda calaña –Macbeth en el Caribe–, para mostrar los efectos devastadores de la tiranía y sus servidores en los seres humanos.

5. Soldados de Salamina (Tusquets)
Javier Cercas (2001)

A partir del fusilamiento frustrado del dirigente falangista Sánchez Mazas, Cercas creó un punto de inflexión en la manera de narrar la Guerra Civil, sin los maniqueísmos de los dos bandos cuando las heridas estaban aún demasiado recientes. Cercas tiene una clara voluntad de buscar los héroes anónimos de la historia que predicaba Walter Benjamin. El soldado comunista y sentimental incapaz de rematar al enemigo indefenso y que después lucha contra la ocupación nazi bajo el mando del general francés Léclerc. En la novela hay también una pesquisa y una ambigüedad sobre si el soldado Miralles es o no quien salvó la vida del ideólogo de Falange. La obra de Cercas fue el primer best seller español de larga duración, más allá del año en que fue publicado. David Trueba rodó una versión cinematográfica con Ariadna Gil como protagonista.

6. París no se acaba nunca (Anagrama)
Enrique Vila-Matas (2003)

Mezcla de ficción, autobiografía y ensayo, Enrique Vila-Matas llegó al gran público con una obra en la que regresa al París de su juventud, de sus inicios de escritor, cuando escribía La novela ilustrada. En sus páginas y en sus calles se cruza con su casera, Marguerite Duras, con Juan Marsé, Georges Perec o Julio Ramón Ribeyro. Un libro de autoficción, rebosante de humor, en el que la literatura y la vida se confunden, personajes que leen su vida y un relato de las aventuras y desventuras que protagoniza el aprendiz de escritor que creyó que París era el lugar donde aprender el oficio de escribir, como había creído Hemingway, el novelista aventurero, entonces modelo de escritor para quien acabó fijándose en Joyce.

7. Austerlitz (Anagrama)
W. G. Sebald (2001)

Sebald era un apasionado de los archivos, de la memoria: “Recordar a los muertos nos distingue de los animales”, decía. Descubrió una forma de ficción no ficción, mezclar textos –deslizaba a propósito erratas para el descubridor de gazapos– con fotografías y mapas, buscando la participación del lector. La culpa no se niega, se experimenta. Su personaje Jacques Austerlitz, en busca de sus orígenes, carga con un inquietante bagaje de recuerdo, historia y amnesia. Sebald empezó a publicar tarde y murió a los 57 años, de un accidente de automóvil. Hoy es un escritor de culto; es decir, idolatrado y odiado.

8. El cor del senglar (Edicions62)
Baltasar Porcel (2000)

La novela tiene uno de los inicios más vigorosos de la literatura catalana reciente, con un léxico que rompe la monotonía del catalán estándar de las novelas urbanas. Porcel echa mano de su mitología personal en una novela sobre la que vuela la personalidad arrasadora de un contrabandista que parece una mezcla del aventurero mallorquín socarrón, de Edmond Dantès y del Humphrey Bogart de Tener y no tener. En las votaciones ha pugnado con su novela L’emperador o l’ull de vent, sobre la tragedia de los prisioneros de las tropas napoleónicas confinados en la desierta isla de Cabrera.

9. Millennium (Trilogía) (Destino)
Stieg Larsson (2008-2009)

Las tres obras de Stieg Larsson han sido sin duda el fenómeno editorial de la década, junto con la serie Harry Potter y el best seller El código Da Vinci, de Dan Brown. El signo del decenio cambió con la crisis, y aquí no hay secretos esotéricos ni símbolos arcanos que descubrir, sino asesinos muy reales, un periodista con ánimo social reivindicativo y un personaje femenino, Lisbeth Salander, una Pippi Calzaslargas adulta que poco tiene que ver con heroínas como Lara Croft: freaky, violada y resolutiva. El boom de Larsson fue el culmen de la novela negra nórdica.

10. El millor dels mons (Quaderns Crema)
Quim Monzó (2001)

La ironía comienza ya con el título. El millor dels mons es el libro más pesimista de Monzó, trece cuentos en los que su humor se tiñe aún más de negrura, el mismo tintero que debía utilizar Raymond Carver. La crueldad de Vacances d’estiu, el ocultamiento buñuelesco de la muerte en El meu germà, las mentiras afiladas de Les cinc falques, el comportamiento del ser humano en L’accident, incluso la figura de la madre (¿es o no es una prostituta?) o la cascada de gravísimas enfermedades que se desatan en un cuento que se titula… ¡La vida perdurable!

La Vanguardia elige los álbumes de la década.
La Vanguardia elige las 50 películas de la década.

La Vanguardia elige los 50 espectáculos de la década.

Los Libros de 2009 de Babelia.

Posted in Libros by Alguien on 23 diciembre 2009

Babelia ha dado a conocer su lista con los libros más destacados de 2009 según una encuesta  realizada a 50 críticos y colaboradores del suplemento cultural de El País. El ensayo destrona a la novela y ganan protagonismo los autores extranjeros en una lista que suma más de 250 títulos. De entre las 20 obras preferidas, sólo cinco corresponden a este género: la lista la completan siete ensayos, tres libros de relatos, dos poemarios, dos de memorias y uno de cartas. El más valorado por todos, “Anatomía de un instante” de Javier Cercas.

Los 10 libros de 2009 de Babelia.

  1. Anatomía de un instante (Mondadori), de Javier Cercas.
  2. La noche de los tiempos (Seix Barral), de Antonio Muñoz Molina.
  3. Indignación (Mondadori), de Philip Roth.
  4. Aquí (Bartleby), de Wislawa Szymborska.
  5. Historia de mi vida (Atalanta), de Giaccomo Casanova.
  6. Sudeste (Bartleby), de Haroldo Conti.
  7. Un armario lleno de sombras (Galaxia Gutemberg), de Antonio Gamoneda.
  8. Cartas (Lumen), de Emily Dickinson.
  9. Aquí empieza nuestra historia (Alfaguara), de Tobias Wolff.
  10. Mitologías de invierno. El emperador de Occidente (Alfabia), de Pierre Michon.

Consulta el ESPECIAL sobre ‘Los libros del año’ de Babelia en ELPAÍS.com
Las puntuaciones de los 50 críticos (PDF)

Los Mejores Libros de Historia de 2009.

Posted in Libros by Alguien on 22 diciembre 2009

Regalos de papel para Navidad 2009.

Posted in Libros by Alguien on 22 diciembre 2009

¿Necesitas un consejo para elegir el libro que quieres regalar estas Navidades? Aquí encontrarás una completa lista de auténticos tesoros de papel, de esos que no suelen aparecer en las estanterías más visibles ni están envueltos en celofán. Los profesores de Escuela de Escritores han confeccionado este directorio de reseñas, dividido en los posibles perfiles del lector (por edades, gustos o circunstancias) para ayudarte en este tiempo de regalos a acertar en la diana de la Literatura.

Para papá
Para mamá
Para los abuelos
Para los que ya saben leer (6-11 años)
Para antes de salir con los amigos (12-15 años)
Para mezclar con el botellón
Para ese chico tan serio
Para aventureros y viajeros
Para el que quiere aprender a escribir

Para el poeta
Para el lector exigente
Para el que lee en el metro
Para reír
Para pensar
Para los locos del cine
Para comparar con la película
Para el melómano
Para el que lee en catalán

Las Lecturas del 2009 de HermanoCerdo.

Posted in Andanzas by Alguien on 17 diciembre 2009

Tal y como sucedió el año pasado por estas mismas fechas, queremos que los amigos, colaboradores y lectores de HermanoCerdo nos digan qué lecturas han leído y disfrutado este 2009.

Las reglas de la convocatoria son pocas:

  1. Responder a la pregunta “¿Cuáles fueron tus lecturas favoritas de 2009?”. Un par de recomendaciones detalladas es mejor que una lista de los mil libros leídos.
  2. No es necesario que sean novedades. No es necesario que sea narrativa. Todo vale.
  3. Recibimos desde un párrafo hasta el tratado crítico último de 2009. En general preferimos recomendaciones a resúmenes. Lo que queremos, sobre todo, es entusiasmo.

A partir de hoy publicaremos tantas recomendaciones como podamos. Manden sus lecturas a hermanocerdo@gmail.com. También pueden compartirlas en los comentarios.

Listas de Participantes.

The Best Books of 2009.

Posted in Libros by Alguien on 15 diciembre 2009

El Vértigo de las listas. Umberto Eco.

Posted in Libros by Alguien on 13 noviembre 2009

Hoy Viernes 13 de Octubre sale a la venta en España el nuevo libro de Umberto Eco “El Vértigo de las listas” (Lumen)

¿Por qué obsesionan tanto al ser humano las listas o enumeraciones? Esta es la pregunta que trata de contestar Umberto Eco en El vértigo de las listas (Lumen). El intelectual y escritor italiano ha realizado una exhaustiva investigación sobre este tema a través de su registro en la literatura y el arte. Desde Homero hasta Thomas Pynchon pasando por James Joyce, y desde la reproducción del Escudo de Aquiles, de finales del siglo V antes de Cristo, hasta obras de Andy Warhol, pasando por Gustav Klimt y Paul Rubens. Un asunto, el de las listas, que suele gustar a casi todas las personas.

El secreto de esta obsesión de Umberto Eco lo desvela él mismo en la primera página del volumen, en el prólogo: “El que lea mis novelas verá que en ellas abundan las listas, y los orígenes de esta predilección son dos, ambos se remontan a mis estudios juveniles: algunos textos medievales y muchos textos de Joyce (no hay que olvidar la influencia de los ritos y textos medievales en la formación del joven Joyce). Ahora bien, entre las letanías y la lista de cosas que contiene el cajón de la cocina de Leopold Bloom en el penúltimo capítulo del Ulises transcurren muchos siglos, como transcurren también entre las listas medievales y el modelo de lista por excelencia, es decir, el catálogo de las naves de la Iliada de Homero, de la que parte este libro”.

Después de esta revelación, el autor de libros como El nombre de la rosa o El péndulo de Foucault despliega su sabiduría a través de 21 capítulos. Entre ellos La lista o el elenco (cuyo extracto es el que avanza hoy Babelia en la edición digital de este periódico), La lista visual, Listas de lugares, Colecciones y tesoros, La enumeración caótica o Intercambio entre lista práctica y lista poética.

Este libro reproduce el mismo esquema de otros dos suyos: Historia de la belleza e Historia de la fealdad (ambos en Lumen). Es decir, una reflexión de Eco sobre el tema abordado y abundantes ejemplos de textos literarios, todo ello acompañado de reproducciones de cuadros, fotografías o esculturas, lo cual permite una doble lectura sobre el asunto. Un capítulo inquietante es el titulado Lo indecible dedicado a creencias de dioses, ángeles y demonios y los mil nombres que reciben. Mientras el primer nombre de ángeles es Abdizuel y el último es Zymeloz; el de los demonios empieza con Aamon y termina con Zepar. Porque ni dioses ni demonios se han salvado de las enumeraciones y pronunciaciones en alto o en susurro.

La lista o el elenco (PDF) – Un fragmento de “El Vértigo de las listas” en El País.com.
Ficha del Libro│Editorial Lumen.

Los 20 Libros de la Década según Rockdelux.

Posted in Andanzas by Alguien on 10 noviembre 2009

En el especial 25 aniversario de la revista Rockdelux, proponen un resumen de la década 2000-2009, con las acostumbradas clasificaciones de los mejores discos, canciones, películas, conciertos…y los 20 mejores libros de esta década, según la redacción de la revista barcelonesa, que les dejo a continuación para su análisis y discusión:

20. Roberto Saviano, “Gomorra“, 2006 (Debate, 2007)
19. Patrick Modiano,”En el café de la juventud perdida“, 2007 (Anagrama, 2008)
18. Junot Díaz, “La maravillosa vida breve de Óscar Wao“, 2007 (Mondadori, 2008)
17. John Banville, “El mar“, 2005 (Anagrama, 2007)
16. James Ellroy, “Seis de los grandes“, 2001 (Ediciones B, 2001)
15. Jeffrey Eugenides, “Middlesex“, 2002 (Anagrama, 2003)
14. Tom Spanbauer, “Ahora es el momento“, 2006 (Mondadori, 2007)
13. Charles Baxter, “El festín del amor”  2000 (RBA, 2001)
12. Tobias Wolff, “Aquí empieza nuestra historia“, 2008 (Alfaguara, 2009)
11. Enrique Vila-Matas, “París no se acaba nunca” (Anagrama, 2003)
10. Haruki Murakami, “Sauce ciego, mujer dormida” 2006 (Tusquets, 2008)
9. Ian McEwan, “Expiación” , 2001 (Anagrama, 2002)
8. Michael Chabon, “Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay“, 2000 (Mondadori, 2002)
7. Alice Munro,”Escapada“, 2004 (RBA, 2005)
6. Jonathan Franzen, “Las correcciones“, 2001 (Seix Barral, 2002)
5. Richard Ford, “Acción de gracias“, 2006 (Anagrama, 2008)
4. Amy Hempel, “Cuentos completos“,  2006 (Seix Barral, 2009)
3. W. G. Sebald, “Austerlitz“, 2001 (Anagrama, 2002)
2. Cormac McCarthy, “La carretera“, 2006 (Mondadori, 2007)
1. Roberto Bolaño,”2666” (Anagrama, 2004)

Sitio Oficial de la Revista Rockdelux.

Fuente │Tipos Infames.

Los 100 mejores libros de Newsweek.

Posted in Andanzas by Alguien on 14 julio 2009

La revista Newsweek ha publicado una “Meta-lista” de los 100 mejores libros de todos los tiempos. Para ello se han basado en 10 listas ya existentes: The Telegraph’s 110 best books/The Perfect Library, The Guardian’s top 100 books, Oprah’s Book Club, the St. John’s College reading list, Wikipedia’s list of all-time bestsellers, the New York Public Library’s books of the century, the Radcliffe Publishing Course’s list of the 100 best English-language novels of the 20th century, The Modern Library’s 100 best novels and 100 best works of nonfiction, Time’s 100 best English-language novels from 1923 to the present, and NEWSWEEK’s own list of current top 50 choices. Para elaborar la lista se evaluaron distintos factores, como el impacto en la historia, su aporte cultural y sus ventas. Los títulos se incluyeron en una base de datos única y se ponderaron según la extensión del ranking original. Cuando hubo igualdad, se desempató según la cantidad de resultados de Google.

En diversos blogs han rebotado y traducido la Meta-lista:

1) Guerra y paz, León Tolstoi
2) 1984, George Orwells
3) Ulises, Joyce
4) Lolita, Vladimir Nabokov
5) El sonido y la furia, William Faulkner
6) El hombre invisible, Ralph Ellison
7) Al faro, Virginia Woolf
8) La iliada y la Odisea, Homero
9) Orgullo y prejuicio, Jane Austen
10) Divina Comedia, Dante

11) Cuentos de Canterbury, Geoffrey Chaucer
12) Los viajes de Gulliver, Jonathan Swift
13) Middlemarch, George Eliot
14) Todo se desmorona, Chinua Achebe
15) El guardián entre el centeno, J. D. Salinger
16) Lo que el viento se llevó, Margaret Mitchell
17) Cien años de soledad, Gabriel García Márquez
18) El gran Gatsby, Scott Fitzgerald
19) Catch 22, Joseph Heller
20) Beloved, Toni Morrison

21) Viñas de Ira, John Steinbeck
22) Hijos de la medianoche, Salman Rushdie
23) Un mundo feliz, Aldous Huxley
24) Mrs. Dalloway, Virginia Woolf
25) Hijo nativo, Richard Wright
26) De la democracia en América, Alexis de Tocqueville
27) El origen de las especies, Charles Darwin
28) Historia, Heródoto
29) El contrato social, Jean-Jacques Rousseau
30) El capital, Kart Marx

31) El príncipe, Maquiavelo
32) Las confesiones de San Agustín
33) Leviathan, Thomas Hobbes
34) Historia de la guerra del Peloponeso, Tucídides
35) El señor de los anillos, J. R. R. Tolkien
36) Winnie-the-Pooh A. A. Milne
37) Las crónicas de Narnia, C. S. Lewis
38) Pasaje a la India, E. M. Forster
39) En el camino, Jack Kerouac
40) Matar a un ruiseñor, Harper Lee

41) La Biblia
42) La naranja mecánica, Anthony Burgués
43) Luz de agosto, William Faulkner
44) Las almas de la gente negra, W. E. B. Du Bois
45) Ancho mar de los Sargazos, Jean Rhys
46) Madame Bovary, Gustave Flaubert
47) Paraíso perdido, John Milton
48) Anna Karenina, Leon Tolstoi
49) Hamlet, William Shakespeare
50) El rey Lear, William Shakespeare

51) Otello, William Shakespeare
52) Sonetos, William Shakespeare
53) Hojas de hierba, Walt Whitman
54) Las aventuras de Huckleberry Finn, Mark Twain
55) Kim, Rudyard Kipling
56) Frankenstein, Mary Shelley
57) La canción de Solomon, Toni Morrison
58) Alguien voló sobre el nido del cuco, Ken Kesey
59) Por quien doblan las campanas, Hernest Hemingway
60) Matadero 5, Kurt Vonnegut

61) Rebelión en la granja, George Orwell
62) El señor de las moscas, William Holding
63) A sangre fría, Truman Capote
64) El cuaderno dorado, Doris Lessing
65) En busca del tiempo perdido, Marcel Proust
66) El sueño eterno, Raymond Chandler
67) Mientras agonizo, William Faulkner
68) Fiesta, Ernest Hemingway
69) Yo, Claudio, Robert Graves
70) El corazón es un cazador solitario, Carson McCullers

71) Hijos y amantes, D. H. Lawrence
72) Todos los hombres del rey, Robert Penn Warren
73) Ve y dilo en la montaña James Baldwin
74) La Telaraña de Charlotte, E. B. White
75) El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad
76) Noche, Elie Wiesel
77) Conejo, corre J. Updike
78) La edad de la inocencia, Edith Wharton
79) El mal de Portnoy, P. Roth
80) Una tragedia americana, Theodore Dreiser

81) El día de la langosta, Nathanael West
82) Trópico de cáncer, Henry Miller
83) El halcón maltés, Dashiell Ahmet
84) La Materia oscura, Philip Pullman
85) La Muerte del Arzobispo, Willa Cather
86) La interpretación de los sueños, S. Freud
87) La educación de Henry Adams, Henry Adams
88) Pensamiento de Mao Zedong, Mao Zedong
89) Psicología de la religión, William James
90) Retorno a Brideshead, Evelyn Waugh

91) Primavera silenciosa, Rachel Carson
92) Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, John Maynard Keynes
93) Lord Jim, Joseph Conrad
94) Adiós a todo eso, Robert Graves
95) La sociedad opulenta, John Kenneth Galbraith
96) El viento en los sauces, Kenneth Grahame
97) La autobiografía de Malcom X, Alex Haley y Malcolm X
98) Los victorianos eminentes, Lytton Strachey
99) El color púrpura, Alice Walter
100) La segunda Guerra Mundial, Winston Churchill.

Fuente: MolesKine Literario.

El canon descartable. En Minúscula.

Más información: Newsweek.

Cómo se fabrica un best seller.

Posted in Artículos by Alguien on 27 abril 2009

No hay reglas ni recetas mágicas para que un libro se convierta en éxito de ventas. Pero ‘bombazos’ literarios como los de Stieg Larsson o Stephenie Meyer revitalizan el fenómeno ‘best seller’. ¿Por qué?

Texto: Manuel Rodríguez Rivero. El Pais Semanal. 26.04.09

Qué tienen en común El extranjero, Los cipreses creen en Dios, Los hombres que no amaban a las mujeres, La Biblia, El club Dumas, Diez negritos, Juan Salvador Gaviota, Corazón tan blanco y las Citas del presidente Mao? Probablemente sólo su condición de best sellers. Todos ellos son libros que en un instante o a lo largo del tiempo, en un territorio o en varios, en sólo una lengua o traducidos a muchas, han conseguido una especial notoriedad –más allá de cualquier consideración literaria– por el hecho de haber sido adquiridos –y leídos, aunque las dos cosas no siempre coinciden– por un gran número de personas. ¿Cuántos ejemplares se necesitan para hacer un best seller? Depende: las cifras varían desde el millardo atribuido a todas las ediciones de la Biblia o del Libro rojo a los 10 millones de ejemplares vendidos del más popular de los misterios de Agatha Christie, o a los casi 2 millones de la séptima novela de Javier Marías. Aunque las cantidades de siete cifras no son imprescindibles: 20.000 o 30.000 ejemplares son suficientes para que una novela en euskera se convierta en superventas en el País Vasco, un número casi despreciable si tomamos como referencia la canónica y codiciada lista de best sellers de The New York Times, donde, quizá, ese hipotético libro, un día traducido al inglés, podría convertirse en un millonario éxito internacional.

El concepto de best seller (o “superventas”, como prefiere el DRAE) encierra una categoría perfectamente neutra que, sin embargo, ha acabado designando realidades muy heterogéneas. En sus orígenes se refería simplemente a lo que la expresión denota: los (libros) que se venden más. Luego vino la confusión: puesto que los títulos que se vendían mejor coincidían habitualmente con los de tirón más popular, y éstos no siempre se adecuaban a los estándares estéticos de la “alta” cultura, el adjetivo-sustantivo pasó a calificar también a aquellos libros que, precisamente por venderse bien, eran sospechosos de insuficiencias literarias.

Ahora ya sabemos que hay unos best sellers –desde El Quijote o el Werther hasta El guardián en el centeno o Cien años de soledad – que tuvieron su “momento” y supieron prolongarlo, reviviendo incluso tras “purgatorios” críticos y olvidos generacionales: son los long sellers, a los que la pátina del tiempo ha dotado de un estatuto más prestigioso. Y también sabemos que hay otros de éxito fulminante que no consiguen superar la prueba de su primer cuarto de siglo porque su popularidad no esconde más que complicidad con el inmediato y efímero Zeitgeist en que aparecieron. Son los fast sellers: meteoros que irrumpen con estrépito porque son de alguna manera esperados y se hacen cómplices de la sensibilidad o de ciertas ansiedades del instante. Claro que hay fast sellers que saben convertirse en long sellers: como el Cándido de Voltaire o el Tristram Shandy de Sterne (ambos de 1759) o la Lolita de Nabokov (1955).

Best Seller. Expresión inglesa (“mejor vendido”) con la que en la década de los años veinte de este siglo comenzó a denominarse al libro que, en determinado periodo de tiempo, había conseguido una mayor venta y difusión nacional o internacional. Los sociólogos que investigan el hecho de la difusión de la cultura destacan la complejidad y relatividad de libro concreto. Puede haber razones lingüísticas (una obra en inglés tiene más difusión, por contar con un mercado más amplio de hablantes y conocedores de ese idioma), económicas y culturales: alto nivel de vida y alfabetización del público al que se dirige.. Sin embargo, pueden contribuir especialmente a dicho éxito las condiciones del canal elegido para su transmisión y distribución. Así, con la llegada de la radio, el cine y la televisión, la propaganda, que antes se reducía a la prensa, amplia poderosamente sus medios de influencia en la masa, lo que ha motivado que obras como Tarzan, de E. R. Burroughs o Love Story, de E. Segal, hayan tenido una acogida inospechada. No obstante, puede haber razones no meramente propagandísticas, sino de raíz ideológica, ya sea religiosa, política o social, que explican el hecho de que, por ejemplo, la Biblia sea un best seller permanente, o que, en su tiempo, lo hayan sido El Manifiesto del Partido Comunista, de Marx-Engels, Mein Kampf, de Adolf Hitler, El libro rojo, de Mao. Por otra parte, los best seller han coincidido frecuentemente con obras representativas de la cultura popular o de masas, de escasa calidad estética, como ocurre con determinadas novelas policíacas del tipo de las de Agatha Christie, a las que se engloba bajo el rótulo de paraliteratura. No obstante, determinados libros de indudable valor artístico han logrado una inesperada acogida del público, como ha ocurrido con El nombre de la rosa, de U. Eco, o las Memorias de Adriano, de M. Yourcenar. De todas formas, una buena parte de los best seller contemporáneos ha llegado a serlo como consecuencia de una bien organizada promoción propagandística dirigida por las industrias editoriales que ha tenido en cuenta los gustos, exigencias de consumo y expectativas de un público de masas.”

Demetrio Estébanez Calderón, Diccionario de términos literarios

 

De manera que no hay reglas inamovibles: cualquier libro puede convertirse en best seller. Por razones elementales de mercado, los grandes superventas suelen ser novelas: en la lista avalada por la Federación de Gremios de Editores de España sólo 1 de los 25 libros más leídos en 2008 (El secreto, de Rhonda Byrne) responde a lo que los anglófonos designan como non fiction. Aunque no es infrecuente encontrar “ensayos” entre los más vendidos: La Reina muy de cerca, de Pilar Urbano; Por qué somos como somos, de Eduardo Punset, o Gomorra, de Roberto Saviano, son algunos de los que se han posicionado en los últimos meses en las listas españolas de superventas.

Un best seller es prácticamente impredecible. Los editores de los grandes grupos españoles rechazaron el primer Harry Potter porque les resultaba excesivamente british para nuestros niños, un tren del que se aprovecharon los independientes de Salamandra. No ha sido el único resbalón sufrido por los más grandes de la edición: ahí tienen El código Da Vinci (2003), del que se han vendido más de 60 millones de ejemplares en todo el mundo, y que en España publicó Umbriel.

Los best sellers más llamativos son los más inesperados. Soldados de Salamina, de Javier Cercas, se publicó en marzo de 2001 con una tirada en torno a los 5.000 ejemplares. Las primeras críticas fueron positivas, pero no tuvieron mucho que ver en el apabullante éxito de la novela, alentado por un frenético “boca a oreja” (la más imbatible herramienta promocional) que la convirtió rápidamente en un auténtico bombazo. La novela de Cercas –de la que se han vendido más de un millón de ejemplares– había logrado transgredir el espacio al que teóricamente parecía destinada. Se produce así ese (feliz) “malentendido” al que se han referido los escritores cuando pulverizan su umbral previsible de ventas. Algo que, dicho sea de paso, suele suceder cuando sus obras admiten una pluralidad de lecturas susceptible de interesar a públicos muy diversos y cuyos gustos se encuentran habitualmente segmentados.

La crítica influye poco en la creación de un best seller: quizá debido a que en nuestro tiempo participa de la misma crisis de auctoritas que ha afectado a los intelectuales y a las llamadas “grandes narraciones” ideológicas. Pero existen otras formas de auctoritas que pueden hacer mucho por la venta de un libro: la de los políticos, por ejemplo. El presidente Kennedy no ocultaba su debilidad por las novelas de James Bond, lo que contribuyó a su extraordinaria difusión en EE UU. Felipe González convirtió a las Memorias de Adriano (Marguerite Yourcenar, 1951) en un leve seísmo editorial; y las alabanzas de Joschka Fischer a La sombra del viento, de Ruiz Zafón, ayudaron a que se dispararan sus ventas en Alemania.

También influyen en el éxito de un libro la opinión de otros personajes mediáticos, con tal de que se hallen investidos de esa forma contemporánea de auctoritas que confiere el espectáculo. El gran ejemplo, pero no el único, es Oprah Winfrey, la gran comunicadora estadounidense. Marcel Reich-Ranicki, uno de los más influyentes y polémicos (y cascarrabias) críticos literarios alemanes de posguerra, consiguió, desde su programa televisivo, convertir la muy literaria Corazón tan blanco, de Javier Marías, en uno de esos “malentendidos” comerciales. La novela, publicada inicialmente con una tirada más bien corta, ha vendido en Alemania 1,3 millones de ejemplares: más de la mitad del total de ventas conseguidas en el resto de las 33 lenguas (incluida el castellano).

Desde que, a principios del siglo XX, se popularizaron en Estados Unidos las listas de best sellers no han faltado los intentos editoriales de fabricar éxitos instantáneos: libros de encargo basados en fórmulas estereotipadas o miméticas (como los innumerables clones surgidos al calor de El código Da Vinci) y muy pegados a las aspiraciones, angustias o curiosidades que se atribuyen a un determinado público en un momento dado. O, en sus modalidades más chabacanas y contemporáneas, que explotan el tirón mediático de ciertos famosos-por-ser-famosos que ponen en letra impresa las mismas inanidades y desparpajos que los han hecho populares en las pantallas de la tele. Convertidos de la noche a la mañana en “escritores” a cambio de un nada despreciable anticipo, sus libros (“de usar y tirar”) suelen ser auténticas burbujas que estallan sin dejar más huella que la de su propia futilidad.

En otros casos –que revisten mayor interés literario y logran mejores resultados comerciales– son los propios escritores quienes se plantean escribir un best seller, algo nada fácil, en todo caso, y cuyo éxito no está garantizado. Umberto Eco, autor de uno de los más duraderos superventas de finales del siglo XX (El nombre de la rosa, 1980), se ha referido en alguna ocasión a la enorme atracción que sobre él ejercía la idea de participar en un juego del que se conocen bien las reglas y las piezas, pero cuyo resultado es siempre incierto. Frederick Forsyth (Chacal, Odessa) y el tándem formado por Dominique Lapierre y Larry Collins (¿Arde París?, Oh, Jerusalén), autores que planificaban e investigaban cuidadosamente argumentos y tramas de interés popular, utilizando la siempre rentable mixtura de realidad histórica y ficción, modificaron sustancialmente el concepto de best seller durante los años sesenta y setenta. Luego vinieron los grandes nombres del fin de siglo, rápidamente convertidos en la más preciosa posesión y objeto de deseo de las megacorporaciones de la edición, e inquilinos permanentes de esa rentabilísima finca que es la lista de superventas: Ken Follet, Stephen King, Danielle Steel, Tom Clancy, Anne Rice, John Grisham, Mary Higgins Clark, Michael Crichton, Patricia Cornwell. Su fama y prestigio mediático han contribuido a que la lista de superventas haya terminado por convertirse para los públicos más amplios y mediatizados (y, lo que es peor, para muchos editores) en la mejor visualización no ya del éxito mercantil, sino del valor literario: tanto vendes, tan bueno eres.

Un ‘best seller’ de masas –una categoría en la que podrían incluirse algunos de los grandes éxitos de los últimos años, desde la serie de Harry Potter o El código Da Vinci hasta la saga Crepúsculo, de Stephenie Meyer– es un fenómeno sociológico. La publicación de cada libro, más allá de sus contenidos, se convierte en un acontecimiento por sí mismo. Sólo así se explica, por ejemplo, el gran show global que se organizó el 16 de julio de 2005 cuando, tras el riguroso y astuto embargo al que había sido sometido, se puso a la venta Harry Potter y el misterio del príncipe, sexta entrega de la saga. En sólo 24 horas se vendieron un millón de ejemplares en el Reino Unido y un total de nueve millones en todo el mundo. ¿Fue sólo curiosidad por saber qué le iba a pasar al joven mago?

El best seller cambia al ritmo vertiginoso de las nuevas sensibilidades e intereses. Habrá best sellers mientras haya lectores. Y sobrevivirán incluso al libro: ese artefacto que el DRAE caracteriza en su primera acepción como “conjunto de muchas hojas de papel que, encuadernadas, forman un volumen”. Una definición que tiene muy poco que ver, por ejemplo, con la realidad más virtual de las keitai shosetsu, esas novelas de tramas sencillísimas escritas para ser descargadas y leídas en los teléfonos móviles y que han conseguido conectar con la sensibilidad de un amplísimo sector de los adolescentes japoneses. Quizá, más pronto que tarde, las listas de los más vendidos sea sustituida por la de los “más descargados”. En todo caso, los resultados (y no sólo los comerciales) serán muy parecidos. 

A los Unicornios imbatibles.

Posted in Artículos by Alguien on 21 abril 2009

Roberto Bolaño y la falsa seriedad de un oficio de canallas. Texto: Edgar Borges – Rebelión. 22.04.09.

 

“El escritor chileno (y del mundo) Roberto Bolaño dijo que “la escritura es un oficio poblado de canallas y de tontos, que no se dan cuenta de lo efímero que es.” Y, con esta afirmación, el autor (que anda de moda más allá de la vida) desnudó los prejuicios que enlodan el medio literario a nivel internacional.

Son varios los escritores que han opinado sobre el canibalismo que impera en los círculos literarios. Por estos días, cuando recibió el premio de la Crítica por su novela “Saber perder, el escritor y cineasta español David Trueba afirmó que “espera que el premio sirva para desterrar los prejuicios del mundo de la literatura respecto a alguien que siempre ha tenido un pie en el cine. Los escritores miran por encima del hombro a la gente del cine”. Una nueva piedra (la de Trueba) contra el cristal de esa milenaria torre celestial donde algunos pretenden permanecer de espaldas al mundo.

El ambiente literario opera bajo el formato del clan. Cada vez que un escritor, como Rushdie o Saviano, recibe amenazas de muerte, se habla de los peligros que corre la libertad de expresión. Lo que no se dice es que existen mecanismos silenciosos de condicionamiento y exclusión. No todos los criminales usan balas para asesinar las ideas.

El mundillo literario funciona de acuerdo a las direcciones (totalitarias) de grupos integrados por escritores deseosos de reconocimiento y poder. Y desde la cúpula de la torre se diseña la lista de los elegidos: “Los escritores más grandes son mi amigo y su primo. Después de nosotros el abismo.” Y no me refiero a listas de influencias (elaboración muy lógica si de emitir valoraciones creativas y estéticas se tratara), sino a las listillas caprichosas estructuradas (con mano se seda) para pretender dirigir el gusto del lector. A este clan pertenece buena parte de la poca crítica que tiene espacio público. Y a puerta cerrada se decreta el Olimpo literario.

Se trata de una práctica muy antigua. El escritor (sin generalizar, pues, hay quienes rechazan este carnaval de autogenialidades) cita en público sólo a sus amigos (y a los primos); difícil es que un escritor se levante de su sofá para buscar el libro de un autor desconocido. Cierto es que el virus del amiguismo es una costumbre generalizada en todas las áreas humanas; no obstante, en la literatura adquiere características de secta. Me atrevería a decir que algunos círculos literarios (en pleno siglo XXI) actúan con el fanatismo (y la cerrazón mental) de las religiones más ortodoxas. En otros oficios artísticos, como el cine o la música, existen vías de comunicación más directas entre los creadores y el público.

Las listas siempre son excluyentes; sin embargo, más lo son cuando se repiten por previo acuerdo entre factores interesados. Y con la lista en mano se coordinan eventos, lecturas, premios y demás componentes consagratorios. Y, como si la obra no fuese el motor del asunto, se aplastan propuestas (en el espacio público) de cientos de creadores.

Hace poco me llegó el primer libro de la escritora uruguaya Raquel de León; su título “Unicornios de cristal” me invita a celebrar (desde la acera del canallismo reivindicativo) la larga lista de los creadores del mundo no establecido. Pienso en las novelas poderosas de Pedro Antonio Curto (Asturias); los cuentos periodísticos de Chara Lattuf (Caracas); los relatos políticos de Marcelo Colussi (Buenos Aires); las historias meticulosas de la pareja de Andrea Álvarez (Venezuela) y Ricardo Benítez (Argentina); las opiniones siempre rebeldes de José Saramago (consecuente transeúnte de la acera de enfrente) y en los inmejorables relatos que me contó un individuo anónimo, que una vez encontré paseando por el muro de la playa de San Lorenzo (Gijón); otro día en la Esquina Caliente (Caracas); y otras tantas en un mercado de La Paz o de Bogotá.

Esa lista es universal y diversa. Sus integrantes (como Unicornios imbatibles) andan surcando clasificaciones y torres de cristal. Ellos, con su obra en mano, sólo piensan en llevar su escritura hasta ese lector irreverente que, por convicción, ha renunciado a las leyes de los clanes. Tanto en la calle como en Internet: hay que revolucionar las vías de comunicación entre creadores y pueblo.

Me gusta imaginar que, en los bordes de la listilla de algún clan, Roberto Bolaño escribe un decálogo burlesco sobre la falsa seriedad de un oficio de canallas”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 263 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: