Algún día en alguna parte

Patrick Modiano. Premio Nobel de Literatura 2014.

Posted in Noticias by Alguien on 9 octubre 2014

Patrick Modiano. Premio Nobel de Literatura 2014.

El novelista francés Patrick Modiano, de 69 años, se ha convertido en el Premio Nobel de Literatura 2014. Es el decimoquinto autor nacido en Francia que logra el premio, el país con más premiados con el máximo galardón de las letras.

La academia sueca ha premiado la obra del francés por el “arte de la memoria con el que ha evocado los más incomprensibles destinos humanos y ha destapado el mundo de la vida durante la ocupación” nazi.

Y es que el autor está considerado como el gran novelista del París de la segunda mitad del siglo XX y muchas de sus novelas están ambientadas en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El jurado del Nobel señala que sus obras se centran en “la memoria, el olvido, la identidad y la culpa” y apunta a Un pedigrí (2004) como la que mejor refleja sus rasgos autobiográficos, ya que sus relatos se construyen también muchas veces sobre hechos autobiográficos, mientras que en otras extrae material de entrevistas, artículos de periódico o notas acumuladas a lo largo de su vida.

Nacido en Boulogne-Billancourt -afueras de París- el 30 de julio de 1945, un mes y dos días antes de que acabara la Segunda Guerra Mundial que tanto le ha marcado, publicó su primera novela, El lugar de la Estrella (La Place de l’Etoile), en 1968, con apenas 23 años. Desde entonces ha publicado alrededor de una treintena de obras, la última de ellas Pour que tu ne te perdes pas dans le quartier (2014). La última obra publicada en español es La hierba de las noches (L’herbe des nuits), de 2012 pero editada en España por Anagrama este año 2014.

Hijo de un hombre de negocios judío de procedencia italiana, Alberto Modiano, y de una actriz belga, Louisa Colpjin, que se conocieron durante la ocupación nazi, la infancia de Modiano estuvo marcada por la muerte de leucemia de su hermano mayor, Rudy, a los 11 años, a quien dedicó todos sus libros entre 1967 y 1982.

El novelista, que no quiso ir a la universidad para dedicarse a la escritura, ha recibido los premios literarios más importantes de su Francia natal, como el Premio Gouncourt en 1978 por La calle de las bodegas oscuras y el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa en 1972 con Los bulevares periféricos, su tercera novela, que junto a El lugar de la Estrella y La ronda de noche (1969) conforman una especie de trilogía sobre el París ocupado.

Modiano también ha escrito guiones cinematográficos -uno de ellos recibió una nominación al BAFTA, Lacombe Lucien, coescrito con Louis Malle – y cuatro de sus obras han sido llevadas al cine, además de haber sido miembro del jurado del Festival de Cannes en el año 2000.

Sitio Oficial: Nobel Prize.

Alabardas. La novela inacabada de José Saramago.

Posted in Libros, Noticias by Alguien on 26 septiembre 2014

José Saramago vuelve a hablar a los lectores.

La muerte de José Saramago le alcanzó en 2010, dejando una novela inconclusa. La obra verá la luz el 1 de Octubre de 2014 con el título de “Alabardas” y será editada por Alfaguara. Su publicación se realizará de forma simultánea en Europa y en América Latina en portugués, español, catalán e italiano.

En 2012 vio la luz la novela perdida del gran escritor portugués titulada “Claraboya” y ahora lo hará la novela que no pudo terminar. A pesar de que Saramago sólo tuvo tiempo de escribir los primeros capítulos, la trama y la estructura están claras, lo que hace posible su publicación. “Alabardas“, que toma su título prestado de un verso del poeta portugués Gil Vicente, incluye ilustraciones del escritor alemán Günter Grass y se complementa con textos del periodista y escritor italiano Roberto Saviano y del poeta y ensayista español Fernando Gómez Aguilera.

La obra ha sido coordinada por Pilar del Río, viuda del autor, y según sus palabras “será una forma más de repudio a la violencia”. En ella se denuncia el negocio de la fabricación de armas y el mercado negro formado alrededor de ellas, en definitiva la industria que se enriquece a costa de la guerra, la muerte y la destrucción. El libro está protagonizado por un empleado de una fábrica de armas que sufre un conflicto moral relacionado con su trabajo y en él se incluirá un resumen que aclarará el modo en que terminaría la historia, además de algunas notas redactadas por el propio autor.

Ficha del Libro | Alfaguara

Blog oficial | Otros cuadernos de Saramago
Más | Fundación Saramago.


En Algún día | José Saramago

Eliacer Cansino. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2010.

Posted in Noticias by Alguien on 23 octubre 2010

El escritor Eliacer Cansino ha sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil correspondiente a 2010 por su obra “Una habitación en Babel”. El premio está dotado con 20.000 euros y lo concede el Ministerio de Cultura para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2009.

Eliacer Cansino (Sevilla, 1954) es catedrático de Filosofía y su obra se ha centrado en la literatura infantil y juvenil con títulos como: “El lápiz que encontró su nombre” (2005), “Un desastre de película” (2005), “El gigante que leyó El Quijote” (2005), “Sesión golfa” (2007), “Leyendas de Bécquer contadas por Eliacer Cansino” (2008), “Mis primeras leyendas de Bécquer” (2008), “Una habitación en Babel” (2009), “Ok, señor Foster” (2009) o “Julián tiene miedo” (2009).

Además, ha escrito novelas como “La apuesta de Pascal” (2004) o “Acero inolvidable” (2005). Su obra ha obtenido otros reconocimientos, entre los que están el Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil (2009) por “Una habitación en Babel” o el Premio Alandar de Narrativa Juvenil (2009) por “Ok, Señor Foster”.

Nota de Prensa Ministerio de Cultura.

Lluïsa Cunillé. Premio Nacional de Literatura Dramática 2010.

Posted in Noticias by Alguien on 22 octubre 2010

La escritora catalana Lluïsa Cunillé ha sido la galardonada con el Premio Nacional de Literatura Dramática correspondiente al 2010 por su obra Aquel aire infinito – escrita en 2002 pero publicada en 2009 – en la que la autora reescribe algunos mitos griegos como Electra, Medea, Antígona, Ulises y Fedra. El premio, dotado con 20.000 euros, está concedido por el Ministerio de Cultura.

Llusa Cunillé nació en Badalona en 1961. Su relación con el teatro comienza a raíz de su participación en los seminarios-taller de dramaturgia impartidos por José Sanchis Sinisterra en la Sala Beckett de Barcelona (1990-1992).

Desde que en 1992 ganó el Premio Calderón de la Barca con su obra Rodeo, su obra dramática ha ido creciendo con un acento muy personal, escrita tanto en catalán como en castellano.Entre ellas se pueden destacar Berna (1991), accésit del Premio Ignasi Iglesias; Molt novembre (1993); Libración (1994); La festa (1993); Accident, la obra que publicamos (1995); Vacants (1996); Dotze treballs (1997); La cita (1999); Passatge Gutenberg (2000); El gat negre (2001).

En 1996 funda, junto a Lola López y Paco Zarzoso, la Companyia Hongaresa de Teatre, y establece una línea de creación de obras en colaboración con Zarzoso: Intemperie (1995), Viajeras (1996-2000). La obra de Cunillé está marcada por el fragmentarismo y la indeterminación. Todos sus personajes están abiertos a múltiples sentidos, los espacios son ambiguos, los diálogos íntimos, cotidianos y misteriosos a un tiempo.

Ha obtenido, entre otros, los premios Ciutat de Lleida de teatro (1997) con Doze treballs; el Ciutat de Barcelona, (2005) con Barcelona, mapa d’ombres; el Premio Max de las Artes Escénicas al mejor autor teatral en castellano (2007) también por Barcelona, mapa d’ombres; el Premio Lletra D’Or (2008) por Aprs moi, le déluge. La Generalitat de Catalunya le concedió el Premi Nacional de Teatre en 2007.

Nota de Prensa Ministerio de Cultura.

Eduardo Mendoza. Premio Planeta de Novela 2010.

Posted in Noticias by Alguien on 16 octubre 2010

El escritor catalán Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) se ha alzado con  la 59 edición  del Premio Planeta 2010, después de muchos años de figurar en las quinielas de los favoritos para hacerse con este galardón editorial dotado con 601.000 euros.

Mendoza ha convencido al jurado con una novela ambientada en los meses previos a la Guerra Civil titulada Riña de gatos. Madrid 1936, presentada bajo el título provisional de La muerte de Acteón y con el pseudónimo de Ricardo Medina, que narra la vida de un experto británico en arte que llega a Madrid unos meses antes del alzamiento militar de Francisco Franco para autentificar un cuadro de Velázquez desconocido hasta la fecha.

Hijo de un fiscal y una ama de casa, Mendoza estudió Derecho, profesión que ejerció hasta 1973 para irse a Nueva York como traductor de la ONU. Fue en Estados Unidos donde escribió su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, en 1975. Su título original era Los soldados de Cataluña, pero tuvo que cambiarlo debido a problemas con la censura franquista. En 1983, Mendoza regresó a Barcelona, pero siguió ganándose la vida haciendo traducción simultánea en organismos internacionales. En 1986 publicó La ciudad de los prodigios, novela en la que se muestra la evolución social y urbana de Barcelona entre las dos exposiciones universales de 1888 y 1929, y considerada por la crítica como su obra cumbre.

Mendoza ha sido premio de Crítica por La verdad sobre el caso Savolta, premio Ciudad de Barcelona por La ciudad de los prodigios, finalista del Premio Grinzane Cavour en la categoría de Narrativa extranjera (Italia) por La ciudad de los prodigios, premio al Mejor Libro Extranjero (Francia) por Una comedia ligera, premio al Mejor Libro del Año, otorgado por el Gremio de Libreros de Madrid, por La aventura del tocador de señoras, premio Fundación José Manuel Lara por Mauricio o las elecciones primarias y premio Pluma de Plata por El asombroso viaje de Pomponio Flato. Cuatro de sus principales obras han sido adaptadas al cine.

La finalista del Planeta - con 150.250 euros de premio – ha sido la valenciana Carmen Amoraga con El tiempo mientras tanto, quien fuera finalista del Premio Nadal con Algo tan parecido al amor y que logró el II Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla con Para que nada se pierda.

Sitio oficial | Premio Planeta de Novela

Anjel Lertxundi. Premio Nacional de Ensayo 2010.

Posted in Noticias by Alguien on 15 octubre 2010

El escritor guipuzcoano Ángel Lertxundi ha sido galardonado con el Premio Nacional de Ensayo correspondiente a 2010 por su obra “Eskarmentuaren paperak” (“Vidas y otras dudas”), un ensayo autobiográfico, editado por Alberdania. El Premio lo concede el Ministerio de Cultura para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2009. El galardón está dotado con 20.000 euros.

Anjel Lertxundi (Orio, Guipúzcoa, 1948) es escritor, crítico literario, periodista y guionista de televisión. Su producción abarca géneros literarios como la literatura infantil y juvenil – con obras como “Tristeak Kontsolatzeko makina” (1981), “Portzelanazko irudiak” (1981), “Artillero dale fuego” (1986) o “Muxubero, mon amour” (2000) – la narración, el ensayo o la poesía generalmente escritos en euskera. Además de la obra ganadora, traducida al castellano en 2010 con el título “Vidas y otras dudas”, otros ensayos del autor son “Pío Baroja” (1972), “Gogoa zubi” (1999), “Mentura dugun artean” (2001) e “Italia, bizitza hizpide” (2004). Entre sus libros traducidos al castellano cabe mencionar “Línea de fuga”, “Las últimas sombras”, “La felicidad perfecta” y “Una final para Nora”. Ha recibido en 1983 y 1992 el Premio de la Crítica de Narrativa en euskera y el Premio Euskadi de Literatura en euskera en 1999 por Argizariaren egunak (Los días de cera). En 1994 quedó finalista del Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Narrativa con “Otto Pette”. Además ha obtenido el Premio Rosalía de Castro en reconocimiento a su trayectoria literaria.. Es uno de los fundadores de la Asociación de Escritores en Lengua Vasca y fue su primer presidente (1982-1985).

Nota de Prensa Ministerio de Cultura.

Blog de Anjel Lertxundi (en euskera).

Javier Cercas. Premio Nacional de Narrativa 2010.

Posted in Noticias by Alguien on 8 octubre 2010

El escritor Javier Cercas ha ganado hoy el Premio Nacional de Narrativa por su novela «Anatomía de un instante» (Random-House Mondadori), un libro sobre la transición democrática que, según su autor, busca ser fiel a la verdad «sin ocultar lo que de negativo y positivo hay en todo». Con este premio, dotado con 20.000 euros, el Ministerio de Cultura reconoce la mejor obra de narrativa publicada en España a lo largo de 2009 en castellano o en cualquiera de las otras tres lenguas cooficiales.

Hijo de un veterinario rural, Javier Cercas reside en Cataluña desde la infancia. Su estreno en la literatura llegó con el libro de cuentos El móvil (1987), al que siguió el ensayo La obra literaria de Gonzalo Suárez (1994) y las novelas El inquilino (1989), El vientre de la ballena (1997) y Soldados de Salamina (2001), su obra más popular. Ejerce además de columnista y recopiló sus artículos en Una buena temporada (1998) y sus crónicas en Relatos reales, 2000. La cuestión bélica abordada con hibridación de géneros en Soldados de salamina reaparece con su libro La velocidad de la luz (2005), cuya trama está centrada en la Guerra de Vietnam. Con su último libro, Anatomía de un instante, Cercas analiza la figura de Adolfo Suárez, partiendo del intento de golpe de Estado del 23-F.

Nota de prensa Ministerio de Cultura.

Mario Vargas Llosa. Premio Nobel de Literatura 2010.

Posted in Noticias by Alguien on 7 octubre 2010

El escritor hispano-peruano Mario Vargas Llosa ha obtenido el Premio Nobel de Literatura 2010 por su cartografía de las estructuras del poder y sus afiladas imágenes de la resistencia, rebelión y derrota del individuo”, según informó este jueves en Estocolmo el secretario de la Academia Sueca, Peter Englud, convirtiéndose en el primer autor en español que recibe el premio después de que Octavio Paz lo ganara en 1990 sucediendo a Camilo José Cela.

Jorge Mario Pedro Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936) es uno de los representantes más destacados de la literatura del boom de la narrativa hispanoamericana de los años 60 y 70 del siglo XX. Aparte, ha obtenido también reconocimiento como periodista,  pensador político, y crítico literario.

Algunas de sus obras más conocidas son “La ciudad y los perros”,”Conversación en la catedral” (1969), “Pantaleón y las visitadoras” (1973), “La tía Julia y el escribidor” (1977), “La guerra del fin del mundo” (1981) y “La fiesta del chivo” (2000), “Travesuras de La niña mala” (2006).  Su próxima novela, “El sueño del celta”, se  publicará en noviembre.

Especial Mario Vargas Llosa, Premio Nobel en RTVE.es.

Sitio Oficial: Nobel Prize.

José María Millares Sall. Premio Nacional de Poesía 2010.

Posted in Noticias by Alguien on 5 octubre 2010

El poeta canario José María Millares Sall, fallecido en 2009, ha sido galardonado hoy con el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Poesía por la obra Cuadernos (2000-2009) que contiene una selección de los poemas que fue escribiendo en sus últimos años de vida. El premio lo concede el Ministerio de Cultura para distinguir una obra de autor español escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2009. Está dotado con 20.000 euros.

Nota de prensa Ministerio de Cultura.

Haruki Murakami recibe la Orden de las Artes y las Letras.

Posted in Noticias by Alguien on 4 diciembre 2009

El Consejo de Ministros ha concedido la Orden de las Artes y las Letras de España al escritor japonés Haruki Murakami en reconocimiento a la personalidad creativa de una “originalísima voz narrativa”, creadora de una obra que se ha convertido en un destacado referente de la literatura contemporánea.

Nota de Prensa Ministerio de Cultura (PDF)

Manuel Alcántara. Premio de las Letras Andaluzas “Elio Antonio de Nebrija”.

Posted in Noticias by Alguien on 24 noviembre 2009

La Asociación Colegial de Escritores de España (ACE) en Andalucía ha decidido conceder el I Premio de las Letras Andaluzas “Elio Antonio de Nebrija” al escritor malagueño Manuel Alcántara por su “destacada y polifacética labor en el ámbito de las letras, no ya sólo como columnista de reconocido prestigio, sino por su brillante personalidad literaria y por su delicada belleza creadora como poeta que le ha valido, entre otros, el Premio Nacional de Literatura”.

El nombre del premiado fue elegido por unanimidad por los once miembros de la Junta de Gobierno de ACE Andalucía y el fallo se ha dado a conocer hoy en Málaga. El objetivo de este galardón, que celebra su primera edición y cuenta con el patrocinio de la Fundación Unicaja, es premiar la obra de un autor nacido o residente en Andalucía y que por su trayectoria profesional como escritor se haya hecho acreedor del reconocimiento de los autores andaluces.

Manuel Alcántara ha escrito más de 18.000 artículos de opinión y ha recibido varios premios dentro del periodismo como el Luca de Tena, el Mariano de Cavia, el José María Pemán o el González Ruano, así como el Premio Nacional de Literatura por su labor como poeta.

La ACE Andalucía, que cuenta con casi cuatrocientos socios, fue creada en 1976 con el objetivo de agrupar a los escritores para representarlos y fomentar la vida intelectual y durante estos años han sido miembros de la misma escritores destacados como Rafael Alberti, Adolfo Marsillach o Carmen Posadas.

Fuente│Diario Sur.
En Algún Día│Manuel Alcántara.

Los Libros de Cortázar en el Centro Virtual Cervantes.

Posted in Noticias by Alguien on 14 noviembre 2009

El Instituto Cervantes y la Fundación Juan March inauguran una exposición virtual sobre el universo literario de Julio Cortázar. Libros dedicados, firmados, anotados y un costado íntimo y desconocido de uno de los autores más importantes de la historia de la literatura argentina.

Los libros de Cortázar, permite adentrarse por primera vez en la biblioteca del autor de Rayuela, y conocer, a través del testimonio de sus libros, su universo lector. Coordinada por Jesús Marchamalo, la muestra puede visitarse desde esta semana en la página web del Centro Virtual Cervantes http://cvc.cervantes.es/literatura/libros_cortazar/default.htm.

Sitio Oficial: Centro Virtual Cervantes.

José Luis Moralejo y Roser Berdagué Costa. Premios Nacionales a la Mejor Traducción y a la Mejor Obra de un Traductor 2009.

Posted in Noticias by Alguien on 3 noviembre 2009

José Luis Moralejo ha sido galardonado con el Premio Nacional a la Mejor Traducción correspondiente a 2009 por su traducción de la obra Sátiras. Epístolas. Arte Poética de Horacio, publicada por la colección clásica de la editorial Gredos. Este galardón, también dotado con 20.000 euros, tiene por objeto “distinguir la traducción a cualquiera de las lenguas españolas de obras escritas originariamente en lengua extranjera y editada en 2008″.

Moralejo nació en Santiago de Compostela en 1943. Es licenciado en Filosofía y Letras, especialidad de Filología Clásica en la Universidad Complutense de Madrid en 1965 y doctor en Letras Clásicas por la Universidad de Bolonia, con Premio Extraordinario.

Desde 1991 es catedrático de Filología Latina de la Universidad de Alcalá. Ha sido vocal de la Comisión Nacional de Evaluación de la Actividad Investigadora, de la de la Comisión de Evaluación del Profesorado de la Comunidad de Andalucía y de la Agencia de Evaluación de la Calidad del Profesorado de la Comunidad de Madrid (ACAP), así como evaluador de proyectos de investigación de la ANEV y la ACAP. Es miembro de los consejos asesores de varias revistas científicas españolas y extranjeras, asesor de la Biblioteca Clásica Gredos y pertenece al patronato de la Fundación Pastor de Estudios Clásicos.

Nota de Prensa Ministerio de Cultura. (PDF)

Por otra parte, Roser Berdagué Costa ha sido galardonada con el Premio Nacional a la Obra de un Traductor correspondiente a 2009. El premio, concedido por el Ministerio de Cultura, está dotado con 20.000 euros y tiene como objeto “distinguir el conjunto de la labor realizada por un traductor español, sea cual sea la lengua o lenguas utilizadas en el desarrollo de su labor, y que haya dedicado especial atención a la traducción de obras extranjeras a cualquier lengua del Estado español”.

Berdagué Costa nació en Montcada i Reixac, Barcelona, en 1929. Es licenciada en Filosofía y Letras, Sección de Filología Moderna, especialidad inglés. En 1950 inició una actividad profesional en Pro-Libris (Estudios y Difusión Bibliográfica). En 1962 comenzó su trabajo como traductora independiente para diferentes editoriales. Ha traducido 340 obras del inglés, francés e italiano al castellano y catalán  (autores como André Glucksmann, Bernard Shaw, Charles Dickens, Daniel Defoe, Edgar Allan Poe, George Orwell o Jeffrey Eugenides), aparte de artículos y conferencias y de la corrección literaria de versiones realizadas por otros traductores.

Nota de Prensa Ministerio de Cultura. (PDF)

Alfredo Gómez Cerdá. Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009.

Posted in Noticias by Alguien on 21 octubre 2009

El escritor madrileño Alfredo Gómez Cerdá (1951) ha ganado el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009, concedido por el Ministerio de Cultura, con su obra Barro de Medellín, una novela de personajes y sentimientos que refleja la dura realidad que viven muchos de los habitantes de la ciudad colombiana.

El galardón está dotado con 20.000 euros y lo concede el Ministerio de Cultura para distinguir una obra de autor español, escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2008. Publicada por la editorial Luis Vives y galardonada ya con el Premio Ala Delta, Barro de Medellín es fruto del viaje que realizó el escritor en 2007 a la ciudad colombiana y está lleno, como ha explicado el autor en alguna ocasión, de personajes “con sentimientos, que viven una existencia dura y, en apariencia, con pocas esperanzas, al límite de todo y de la nada”.

Gómez Cerdá empezó a escribir a los 11 años. Inicialmente se dedicó al teatro, pero a partir de 1982, cuando ganó el segundo premio El Barco de Vapor por su libro “Las palabras mágicas”, se decantó por la literatura infantil y juvenil.

Ha colaborado en prensa y en revistas especializadas y ha participado en numerosas actividades en torno a la literatura infantil y juvenil: charlas, libro-fórum, programas radiofónicos, mesas redondas, conferencias, etc. También ha colaborado en proyectos educativos llevados a cabo en Estados Unidos (Aprenda II, En San Antonio, Texas).

Sus libros se han publicado en varios países de Europa: Francia, Italia, Portugal, Dinamarca, Suecia, Noruega e Islandia; en América: Canadá, EEUU, México, Colombia, Argentina y Brasil; y, por último, en Asia, Corea y Líbano. Ha escrito además varios guiones para cómic. En 1981 realizó el guión cinematográfico de “El cachorro de Howard Bridges”. Ha sido segundo premio por “Nano y Esmeralda” en 1985. En 2001 obtuvo el Premio Assitej-España de Teatro por “La guerra de nunca acabar”.

En 2005 fue galardonado con el Premio Gran Angular por “Noche de alacranes” y un año más tarde con el Premio Fray Luis de León por “La montaña más bella”. En 2008 recibió el Premio Ala Delta por ‘Barro de Medellín’ y el Premio Cervantes Chico por el conjunto de su obra.

Nota de Prensa Ministerio de Cultura. (PDF)

Manuel Reyes Mate. Premio Nacional de Ensayo 2009.

Posted in Noticias by Alguien on 20 octubre 2009

El filósofo Manuel Reyes Mate, profesor de Investigación del CSIC, ha ganado hoy el Premio Nacional de Literatura 2009 en la modalidad de Ensayo, por su obra “La herencia del olvido”. El premio, concedido por el Ministerio de Cultura, y dotado con 20.000 euros, distingue el mejor libro de este género publicado a lo largo de 2008 en español o en cualquiera de las otras lenguas cooficiales.

La herencia del olvido, según Reyes Mate, es una obra “especial, rara”. Una recopilación “no unitaria, pero con unidad” en las cuestiones que aborda. “Es una decantación de mis dos grandes libros (grandes por voluminosos y porque son fruto de una amplia investigación)”: Medianoche de la historia y Memoria de Auschwitz.

Nacido en Pedrajas de San Esteban, Valladolid, en 1942, Reyes Mate es doctor en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid y por la Wilhelms-Universität de Münster. Profesor visitante en universidades europeas y americanas, ha impartido conferencias y publicado un gran número de artículos en revistas especializadas. Es colaborador de EL PAÍS desde su fundación. Fue director del Gabinete Técnico del Ministerio de Educación y Ciencia desde 1982 a 1986 y profesor titular de Filosofía de la Historia en la UNED. Presidió el Patronato del Instituto de Filosofía del CSIC de 1987 a 1990, y desde entonces es su director, además de trabajar como profesor.

Reyes Mate es autor de una veintena de ensayos e investigaciones centrados fundamentalmente en la dimensión política de los conceptos de razón, historia y religión. Su obra se ha construido a lo largo de las últimas dos décadas en torno a dos grandes ejes teóricos: por un lado, la problemática de la filosofía después del Holocausto, campo en el que ha sido pionero en el mundo hispanohablante.

En torno a esta cuestión Reyes Mate desarrolla su tarea como Investigador Principal de un nutrido equipo internacional orientado hacia el estudio de la significación política, moral, estética y epistémica de la barbarie. El otro gran eje teórico de su obra es la pregunta sobre qué significa pensar en español, en relación a la cual ha promovido numerosas iniciativas teóricas e institucionales dirigidas a la creación de una comunidad cultural iberoamericana, y entre las que destaca la dirección del proyecto editorial Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía, que cuenta ya con más de 30 volúmenes publicados.

Nota de Prensa Ministerio de Cultura. (PDF)
El prólogo de «La herencia del olvido»; por Reyes Mate. (PDF)
“La autoridad de la memoria”, artículo de Reyes Mate publicado en El País (14/09/2008) (PDF)
Primo Levi, el testigo, artículo de Reyes Mate publicado en Letras libres (Julio 2007).

Fuente│ EFE

Angeles Caso. Premio Planeta de Novela 2009.

Posted in Noticias by Alguien on 16 octubre 2009

La escritora asturiana Ángeles Caso,  ha sido la ganadora del la LVIII edición del Premio Planeta 2009, el galardón literario mejor remunerado del mundo (601.000 euros para la obra ganadora y 150.250 para la finalista), con la novela Contra el viento. La rumorología previa al fallo la indicaba como favorita y, finalmente, un nombre femenino ha vuelto a hacerse con el reconocimiento del grupo catalán después de que Maria Pau Domínguez lo ganara en el año 2005 y Lucía Echevarría en 2004. El escritor malagueño Emilio Calderón ha sido el finalista con su obra La bailarina y el inglés.

Bajo el pseudónimo de “Virginia Évora”, Caso concurrió al Planeta 2009 con una novela basada en una historia real y en la que una joven de Cabo Verde, después de muchos infortunios, emigra a Portugal y España, pero la vida no deja de maltratarla. La obra habla del choque de culturas, las peripecias, las dificultades de la supervivencia de un extraño en nuestra sociedad.

Nacida en Gijón en 1959, Caso se licenció en Geografía e Historia, aunque de muy joven ya encaró su carrera hacia el periodismo. Su rostro se hizo popular en los ochenta, cuando presentó entre 1985 y 1986, el Telediario de TVE y el programa de entrevistas La Tarde.

Con el galardón, Caso consolida una trayectoria literaria que en todo momento se ha mostrado coherente desde que en octubre de 1994 decidió abandonar el periodismo para dedicarse a la literatura. El personaje de la emperatriz Sissí de Austria-Hungría subyugó a la autora asturiana de tal modo que desde 1994 le ha dedicado tres libros, el primero de ellos Elisabeth, emperatriz de Austria-Hungría o el hada. Le siguió Elizabeth de Austria-Hungría. Álbum privado (1997), una biografía de la emperatriz completada con una muestra gráfica de su vida y su mundo a través de cien documentos fotográficos. A este segundo volumen, Caso añadió una tercera parte en la que se recogía una selección bilingüe de poemas escritos por Sissí en los que arremetía duramente contra la monarquía, la aristocracia y los Habsburgo.

Angeles Caso (Gijón, 1959) Caso tuvo un comienzo literario electrizante con la novela El peso de las sombras (1994), que tuvo un mayor éxito de ventas y crítica como finalista del Premio Planeta que la propia novela ganadora de aquel año, obra del Nobel Camilo José Cela. En marzo de 1997, publicó la novela El mundo visto desde el cielo, en el que la autora entra en el mundo personal del pintor Julio Canac, y un año después llegó a las librerías su quinta novela, El resto de la vida, en la que ofrece una versión contemporánea del clásico mito de Orfeo. Desde entonces, ha alternado la publicación de novelas (El verano de Lucky, Un largo silencio con la que ganó el V Premio Fernando Lara), cuentos y relatos con ensayos biográficos como Giuseppe Verdi, la intensa vida de un genio (2001) o Las olvidadas, una historia de mujeres creadoras (2005).

El finalista de esta edición, Emilio Calderón, se presentó con el pseudónimo de “Blas Bolarín” y una  novela, “La bailarina y el inglés”, que se ambienta en los últimos  tiempos del dominio británico en la India, cuando el protagonista es  nombrado en jefe de policía y tiene que resolver misteriosos crímenes.

Emilio Calderón (Málaga, 1960) es historiador, editor y escritor. Durante diez años se dedicó exclusivamente a la literatura infantil y juvenil y publicó, entre otras, “Continúan los crímenes en Roma”, “Julieta sin Romeo”, “El último crimen de Pompeya” y “El misterio de la habitación cerrada”. Robert Graves, Graham Greene, John Le Carre son los referentes de este licenciado en Historia Moderna al que una beca de la Real Academia de España le llevó a Roma.

Su entrada en la novela con la obra de intriga “El mapa del creador” – que presentaba en noviembre de 2006 en el Aula de Cultura de SUR- no pudo ser más triunfal: vendió más de 20.000 ejemplares y conquistó una veintena de países.

De aquella intriga ambientada en la Roma de Mussolini y la España de la Guerra Civil viajó a China con “El secreto de la porcelana” (2007), una historia que recuerda cómo la fabricación de porcelana era un secreto de Estado hasta 1710. El pasado año, Calderón ganaba el Premio de Novela Fernando Lara, con “La ciudad sobre el mar”. Y, ahora, el malagueño sigue sumando puntos con el reconocimiento de ayer.

Fuente: Diario SurEl PaísRTVERevisa ÑSitio Oficial Emilio Calderón.
Sitio oficial | Premio Planeta de Novela

Paco Bezerra. Premio Nacional de Literatura Dramática 2009.

Posted in Noticias by Alguien on 15 octubre 2009

El dramaturgo, letrista y actor almeriense Paco Bezerra, de 31 años, ha ganado hoy el Premio Nacional de Literatura Dramática, otorgado por el Ministerio de Cultura, por su obra Dentro de la Tierra, con la que ya obtuvo en 2007 el Premio para Autores Noveles Calderón de la Barca. Este galardón, dotado con 20.000 euros, se concede a la mejor obra de literatura dramática editada en 2008 en español o en alguna de las otras lenguas cooficiales que se hablan en España.

La obra por la que ha obtenido hoy el Premio Nacional de Literatura Dramática, Dentro de la tierra, trata con lenguaje poético y una estructura innovadora asuntos como la relación con la tierra, la familia, el medio ambiente, la inmigración, la propia identidad en una suerte de ‘neo-drama’ rural. El galardonado ha publicado diversas obras de teatro, como Ventaquemada, y ha obtenido galardones como el Barahona de Soto, en 2004, y el Premio Miguel Romero Esteo de Teatro Breve, del que fue finalista ese mismo año, por Viaje a Tindspunkt. Está titulado en Técnica e Interpretación por el Laboratorio de Teatro William Layton en 2000 y es licenciado en Dramaturgia y Ciencias Teatrales por la RESAD desde 2004. Como actor, es protagonista del cortometraje Ricardo Piezas descatalogadas, dirigido por Hermanas Rico. También ha intervenido como actor en diversas obras, en Almería y en Madrid, como La pesadilla, de Rafael G. Gosálbez, Un tranvía llamado deseo, de Tennessee Williams o Noche de juerga, de Harold Pinter.

Nota de prensa del Ministerio de Cultura.

Kirmen Uribe. Premio Nacional de Narrativa 2009.

Posted in Noticias by Alguien on 14 octubre 2009

El autor vasco Kirmen Uribe ha obtenido hoy el Premio Nacional de Literatura 2009 en la modalidad de Narrativa, por su obra “Bilbao- New York- Bilbao”,  con la que ya recibió el Premio de la Crítica de narrativa en euskera en 2008. La traducción al castellano estará próximamente en las librerías. Este galardón dotado con 20.000 euros y que concede anualmente el Ministerio de  Cultura, pretende distinguir una obra de autor español escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y editada en España durante 2008.

Kirmen Uribe (Ondarroa, Vizcaya, 1970). Escribe poesía y novela en lengua vasca. Se licenció en Filología Vasca en Vitoria y cursó estudios de postgrado de Literatura Comparada en Trento, Italia. Ha trabajado como profesor, traductor y guionista. Ha realizado proyectos multimedia combinando literatura y diferentes disciplinas artísticas, y ha participado en encuentros de literatura en Europa, Asia y América. Ha traducido poemas de Raymond Carver, Sylvia Plath, Anne Sexton, Mahmud Darwish y Wislawa Szymborska, entre otros. Ha publicado en revistas como el The New Yorker y, además, colabora en diversos medios de prensa escrita en el País Vasco.

Su poema “Maiatza” (Mayo) fue uno de los escogidos por Patxi López para la jura como lehendakari.

Capítulo I de “Bilbao-Nueva York-Bilbao”, de Kirmen Uribe (en euskera) (PDF)

Harkaitz Cano entrevista a Kirmen Uribe y Elizabeth Macklin (euskera)
Harkaitz Cano entrevista a Kirmen Uribe y Elizabeth Macklin (traducción)

Nota de prensa Ministerio de Cultura.

La Convocación. Herta Müller.

Posted in Fragmentos by Alguien on 11 octubre 2009

Novelista, ensayista, poeta, la Premio Nobel de Literatura 2009 sorprende con su escritura concentrada, intensa, y sus historias de inquietantes atmósferas. Un fragmento de una novela no traducida al español y un relato de su libro En tierras bajas, publicado por Siruela, muestran en estas páginas la belleza poética de su prosa Herta Müller.

Milenio. Suplemento Laberinto Cultura | Sábado 10 de octubre de 2009.

Con la obtención del premio Nobel de Literatura 2009, Herta Müller (1953) es la primera escritora de origen rumano en recibir el galardón más importante del género. Puesto que sus padres pertenecían a la minoría suaba del norte de Rumania, prefirió la lengua alemana para desarrollar su obra. La prosa de Müller se caracteriza por la densidad poética, quizá necesaria para trascender la censura del régimen de Nicolás Ceaucescu. Este aspecto lo comparte con otros autores rumanos como Norman Manea o Mircea Cartarescu; en cambio, con autores de lengua alemana comparte la musicalidad del lenguaje. Mediante este estilo Herta Müller ha logrado representar la atroz realidad de la época más dura que ha vivido Rumania en su historia moderna. Es autora de una veintena de libros de ensayo, novela y poesía entre los que destacan El diablo sentado en el espejo, Hambre y seda y El hogar es lo que se habla ahí. Sus otras traducidas al español son En tierras bajas y El hombre es un gran faisán en el mundo, La bestia del corazón y La piel del Zorro.

He sido convocada. El jueves a los diez en punto.
Tomado de La convocation, Ed. Métailié, 2001.
Traducción del francés de José Abdón Flores.

“Me convocan cada vez más a menudo: martes a las diez en punto, sábado a las diez en punto, miércoles a las diez en punto, uno termina por creer que los años son como semanas. No me sorprende ya que el invierno, luego de este verano extinto, venga más pronto.

En el camino que lleva al tranvía, los arbustos de bayas blancas vuelven a asomar entre las empalizadas. Como botones de nácar que estuvieran cosidos en lo bajo, quizá incluso en la tierra, o como bolitas de pan. Estas bayas son demasiado pequeñas para ser cabezas de pájaros blancos moviendo el pico, pero no puedo evitar pensar en cabezas de pájaros blancos. A ustedes les toca dar el vuelco. Más vale pensar en la nieve moteando la hierba, pero hay algo ahí que se pierde, o tener ganas de dormir a causa de la tiza.

El tranvía no tiene horarios fijos.

Me parece escuchar su ruido, a menos de que sean los álamos con las hojas secas. Ahí llega, hoy me quiere llevar pronto. He previsto dejar subir antes al viejo de sombrero de paja. Cuando llegué, ya esperaba en la parada, quién sabe desde cuándo. No que esté decrépito, sino que también es magro como su sombra, jorobado y sin brillo. En su pantalón, nada de trasero ni de caderas, sólo sobresalen las rodillas. Pero si puede abstenerse de escupir justo cuando la puerta se abra, entonces voy a subir antes que él. Casi todos los lugares están libres, los revisa y se queda de pie. Y decir que estas personas tan viejas no están cansadas, que no se reservan la posición erecta para los lugares donde es imposible sentarse. A veces se les escucha declarar: en el cementerio, habrá mucho tiempo para estar acostado. Diciendo eso, no piensan tanto en morir, y además tienen razón. Eso nunca ha funcionado como tal, también hay jóvenes que mueren. Yo, me siento siempre que no estoy obligada a permanecer de pie. Moverse en la silla es como caminar estando sentado. El hombre me observa, se lo siente de inmediato en este vehículo vacío. Hablar, no tengo la cabeza para ello, si no le preguntaría si quiere una foto mía. Poco le importa molestarme con sus miradas insistentes. Afuera, la mitad de la ciudad desfila, árboles y casas para variar. A esta edad, las personas presienten antes las cosas que los más jóvenes, es lo que se dice. Este viejo tal vez presiente que hoy tengo en el bolso una pequeña servilleta, dentífrico y un cepillo para los dientes. Y ningún pañuelo pues no quiero llorar. Paul no se dio cuenta hasta que punto tengo miedo de que Albu me conduzca a la célula situada bajo su oficina. No le he dicho nada a Paul; si eso sucede, lo sabrá muy pronto. El tranvía avanza despacio. El sombrero de paja del viejo tiene un listón manchado, sin duda por el sudor o la lluvia. Para saludarme, como de costumbre, Albu me besará la mano babeando encima.

El comandante Albu, me levanta la mano tomándola por la punta de los dedos y oprimiendo las uñas tan fuerte que tengo ganas de gritar. Con el labio inferior, me besa los dedos liberando el labio superior para poder hablar. Siempre me besa las manos de la misma manera, pero utiliza siempre palabras diferentes:

—Vaya, vaya, hoy tienes los ojos irritados.
—Tengo la impresión de que te empieza a salir bigote, un poco pronto para tu edad.
—Ah, hoy la bella manita está congelada, esperemos que no sea la circulación.
—Uy, tienes las encías arrugadas, te pareces a tu abuela.

Mi abuela nunca envejeció, digo, no tuvo tiempo de perder los dientes. Lo que le sucedió a los dientes de mi abuela, Albu debe saberlo, por eso él habla de ella.

Una mujer sabe todos los días lo que parece. Y que un beso en la mano primo no hace daño, secundo no es húmedo, tertio debe hacerse sobre el dorso de la mano. Los hombres saben mejor que las mujeres a lo que se parece un beso en la mano, Albu también lo sabe, seguramente. Su cabeza huele a Avril, un eau de toilette francesa que mi suegro, ese comunista de pacotilla, utilizaba también. Entre mis conocidos, nadie lo compraría. En el mercado negro cuesta más que un vestido en la tienda. Puede ser que se llame más bien Septembre, pero no confundo su aroma amargo, el olor del humo que despiden las hojas al quemarse.

Una vez que estoy sentada en mi pequeña mesa, Albu me ve frotar mis dedos sobre la falda, y no es para sentirlos de nuevo sino para limpiarme la saliva. El juega con su cabellera sonriendo con aire plácido. Cuanta importancia, la saliva, eso se enjuaga, se seca sola y no es veneno. Saliva, todo el mundo tiene en la boca. Otros escupen en la banqueta y luego tallan con su zapato porque eso no se hace, ni siquiera sobre la banqueta. Albu no escupe ciertamente sobre la banqueta; en la ciudad, ahí donde no lo conocen, hace de señor distinguido. Me duelen las uñas, pero él nunca las ha aplastado al punto de ponerlas azules. Se desentumecen como manos ateridas que se encuentran de repente con el calor. Tener la impresión de que el cerebro me escurre sobre el rostro, he ahí el veneno. La humillación, cómo llamar a eso de otro modo cuando el cuerpo se siente con los pies desnudos. Pero qué hacer si no se puede decir gran cosa con las palabras, si la mejor palabra es el mal.

Desde la tres de la mañana, intento captar el tic–tac del despertar: con–vo–ca–ción, con–vo–ca–ción, con–vo–ca–ción… En su sueño, Paul se pone a lo ancho de la cama y luego se sobresalta, tan rápido que él mismo se asusta sin despertarse. Es una costumbre. Para mí, es el fin del sueño. Permanezco acostada pero despierta, sé que debería cerrar los ojos para volverme a dormir pero no lo hago. He perdido el sueño muy a menudo y he debido aprender de nuevo cuándo llega. Llega ya sea fácilmente, o ya no llega. En la madrugada, todo duerme, incluso los gatos y los perros sólo rondan la mitad de la noche por los basureros. Cuando se sabe que de todas formas no se podrá dormir, vale más pensar en algo claro en el cuarto a oscuras, que cerrar los ojos en vano. Pensar en la nieve, en troncos de árbol encalados, en habitaciones blancas, en mucha arena: en eso pasé mi tiempo, más a menudo de lo que hubiera deseado, hasta el amanecer. Esta mañana, habría podido pensar en girasoles, y es efectivamente lo que hice pero sin poder olvidar que estaba convocada para las diez en punto. Desde que el sueño, en disfraz de tic–tac, dice con–vo–ca–ción, con–vo–ca–ción, con–vo–ca–ción, no pude evitar pensar en el comandante Albu, incluso antes de cavilar sobre Paul y yo. Hoy, cuando Paul se sobresaltó, ya estaba despierta. Desde que la ventana se había tornado gris, había visto en el techo la boca de Albu magnificada, la punta de su lengua rosa apuntando tras su dentadura inferior, y escuchado su voz burlona:

—Por que estar tan nerviosa, si no hemos hecho más que comenzar.

En verdad es necesario que las convocaciones cesen durante dos o tres semanas para poder ser despertada por las piernas de Paul. Entonces estaré contenta, se verá que habré vuelto a aprender cómo conciliar el sueño.

Cuando vuelva a aprender cómo dormir y que le pregunte a Paul lo que ha soñado, él no se acordará de nada. Le muestro cómo patalea con las piernas, los dedos de los pies en abanico, antes de contraer las piernas encogiendo a la vez los dedos. Aparto la silla de la mesa y la empujo hasta dejarla en medio de la cocina, me siento, estiro las piernas en el aire y repito la escena. Paul encuentra la manera de reírse y yo digo:

—Es de ti mismo de quien ríes.
—Bueno, puede que haya soñado que iba en moto y que te llevaba conmigo, —replica.

Su sobresalto se convierte en un brinco hacia delante como emprendiendo la fuga en pleno salto, se debe a la bebida, imagino. Eso, yo no se lo digo. Tampoco digo que la noche quita a las piernas de Paul su paso titubeante. Es lo que debe pasar, la noche atrapa por las rodillas el paso titubeante, comienza por tirar hacia los dedos, luego hacia la habitación negra como la tinta. Y hacia la madrugada, cuando la ciudad duerme sola, hacia la oscuridad de la calle. Si no fuera así, Paul no podría tenerse en pie al amanecer. Si la noche quita a cada quien su embriaguez, para el alba, debe estar llena como un huevo. Hay tantas gentes que toman en esta ciudad.

Poco antes de las cuatro, las camionetas de los repartidores llegan a la calle de comercio. Desgarran el silencio, zumban demasiado y entregan pocas cosas, algunas cajas de leche, pan y legumbres, muchas cajas de aguardiente. Cuando ya no hay comida, abajo, las mujeres y los niños se las arreglan, las filas de espera se dispersan, los caminos llevan a la casa. Pero cuando ya no hay botellas, los hombres maldicen su vida y desenfundan sus cuchillos. Los vendedores se esfuerzan por calmarlos, pero los hombres no se contienen mucho tiempo, sólo el necesario para volver a salir. Recorren la ciudad en busca de bebida. Las primeras pelean ocurren porque no encuentran aguardiente, las segundas porque están completamente borrachos.

El aguardiente mana entre los Cárpatos y la planicie árida de la región ondulada. Ahí, hay ciruelos que casi esconden los minúsculos pueblos posados en medio de los huertos. Bosques enteros, cubiertos de una lluvia azul al final del verano, con ramas que se doblan por el peso. El aguardiente lleva el nombre de la región ondulada, pero nadie utiliza el nombre indicado en la etiqueta. De qué serviría un nombre si sólo hay un aguardiente en la región, la gente lo llama «Dos Ciruelas» según la imagen de la etiqueta. Las ciruelas con las mejillas unidas una contra la otra son tan familiares para los hombres como la Virgen y el Niño para las mujeres. En ningún cuadro eclesiástico la cabeza del Niño está a la altura de la de su madre. El Niño apoya la frente sobre la mejilla de la Santa Virgen, su propia mejilla sobre el cuello de su madre y el mentón sobre su pecho. Por añadidura, el bebedor y su botella conocen la misma suerte que las parejas en las fotos de boda, se destruyen mutuamente pero no se dejan.

En la foto de mi boda con Paul, no llevo ni flores ni velo. El amor brilla nuevo en mis ojos, y sin embargo es la segunda vez que me he casado. Nuestras mejillas están unidas una a la otra como dos ciruelas. Desde que Paul bebe como alcantarilla, nuestra foto de boda es un presagio. Cuando Paul se va de parranda por las tabernas de la ciudad, ya noche, tengo miedo de que no vuelva a casa y contemplo largamente la foto de boda colgada en la pared, hasta que mi mirada se pierde en el vacío. Nuestros rostros se vuelven turbios, la posición de las mejillas se modifica, hay un poco de aire entre ellas. Es casi siempre la mejilla de Paul la que se aleja de la mía, como si regresara tarde a casa. Pero regresa, Paul siempre ha regresado, incluso después del accidente”.

El hombre de la caja de fósforos.
Tomado de En Tierras Bajas, Ed. Siruela,2001.
Texto publicado con autorización de Ediciones Siruela.

“El fuego consume la aldea cada noche. Primero arden las nubes.

Cada verano se lleva un granero. Los graneros se incendian siempre en domingo, cuando la gente baila y juega a las cartas. El crepúsculo rueda por las calles como un intestino grueso. Luego arde lentamente allá en el fondo, entre la paja y el entramado de tallos. Y sólo uno lo sabe, el hombre de la caja de fósforos, que ventila su odio por las plantaciones de patatas, detrás de los maizales. En ese huerto arrastraba sacos y escardaba remolachas cuando era un niño enclenque. Dormía en el establo de esa casa, y en ella fue llamado peón por una niña de su misma edad que tenía trenzas rubias y lisas y en invierno comía naranjas y le salpicaba la cara con el fragante zumo de las mondas vacías. Ahora se interna por el maizal, y el susurro que oye a sus espaldas le hace creer que él mismo es el viento.

En la calle, el hombre gordo aún lo sigue con sus ojillos duros, y en la taberna se sienta a otra mesa y sólo de vez en cuando le mira la cara a través del ángulo que forma su brazo.

Y ya empieza a propagarse el fuego, ya se revuelca con sus ardientes faldas rojas y sube hasta los tejados. Y en el cielo de la aldea tiembla ya el incendio.

Fuego, grita alguien, luego chillan dos y al final braman todos la misma palabra, y la aldea entera se agita sobre la colina. Los hombres acuden con cubos.

Llegan los bomberos de su fiesta gremial con una bomba de incendios pintada de rojo que tienda hacia los árboles un brazo chillón y oscilante. Todo crepita y relumbra en torno al gran henil en llamas. Luego se oye un crujido, y las vigas se quiebran y caen a tierra. Y la caldera hierve, y las caras se ponen rojas y negras y se hinchan de miedo.

Me quedo de pie en el patio, y las piernas me brotan del cuello. No tengo sino este nudo en la garganta. Mi gaznate brinca por encima de las vallas.

El fuego me tortura con sus tenazas. El fuego se va acercando, y mis piernas son ya madera negra carbonizada.

Yo he prendido el fuego. Sólo los perros lo saben. Cada noche trasguean por mi sueño. No contarán nada, dicen, pero me ladrarán hasta que muera.

A nuestro patio fueron llegando hombres que vaciaban la leche en el huerto y se llevaban los cubos, y tiraban de la manga de mi padre diciéndole ven, tú también eres bombero y tienen un gorro precioso y un uniforme rojo oscuro. Papá se hizo eco de su clamor y salió detrás de ellos. Papá advirtió su terror en los ojos. Y su uniforme rojo oscuro echó a andar delante de él por el empedrado. Y a cada paso su gorro precioso le comía un trozo de su espesa cabellera. Un sudor cálido me bañaba la frente, las ondas rojas me quemaban el nervio óptico bajo los párpados.

Corro por la pradera. Allí está la multitud boquiabierta.

Y yo.

Siento sus penetrantes ojos en mi nuca.

Y a mi lado está siempre el hombre de la caja de fósforos.

Su codo, al mismo de mi brazo está su codo.

Es duro y puntiagudo.

De sus zapatos caen trocitos de tierra del huerto.

Nadie me mira. Todos no son más que espaldas y talones y lazos de delantal y puntas de pañuelos.

Todos callan.

Y aún hoy siguen callando, pero me excluyen.

Y él gana el juego de cartas el domingo. Y baila fabulosamente, el hombre de la caja de fósforos”.

Herta Müller. Premio Nobel de Literatura 2009.

Posted in Noticias by Alguien on 8 octubre 2009

La escritora alemana de origen rumano Herta Müller ha ganado el Premio Nobel de Literatura 2009, según ha anunciado hoy la Academia Sueca, que por primera vez ha retransmitido en directo por YouTube.com el fallo del jurado. El galardón, dotado con cerca de un millón de euros, reconoce en Müller su capacidad para describir “el paisaje de los desposeídos”.

En español están publicados sólo cuatro títulos de la autora: la novela breve “El hombre es un gran faisán en el mundo” y la colección de relatos “En tierras bajas” (ambos en Siruela), “La bestia del corazón” (Mondadori) y “La piel del zorro” (Plaza & Janés). Müller, muy poco conocida fuera de Centroeuropa, no contaba para nada en los pronósticos hace sólo diez días, pero sin embargo a comienzos de esta semana se coló en los primeros puestos en Ladbrokes, la casa de apuestas más célebre en este ámbito

Herta Müller (Nitchidorf, Timis, 1953), es desde hoy la duodécima mujer que recibe el galardón más ansiado del mundo de las Letras. Sus antecesoras fueron: Selma Lagerloef (Suecia) en 1909; Grazia Deledda (Italia) en 1926; Sigrid Undset (Noruega) en 1928; Pearl Buck (Estados Unidos) en 1938; Gabriela Mistral (Chile) en 1945; Nelly Sachs (Alemania-Suecia) en 1966; Nadine Gordimer (áfrica del Sur) en 1991; Toni Morrison (Estados Unidos) en 1993; Wislawa Symborska (Polonia), en 1996; Elfriede Jelinek (Austria) en 2004; y la escritora británica Doris Lessing, galardonda en 2007.

Müller es poeta y novelista. Su obra narra la vida en Rumania bajo la tirania del dictador Ceauşescu. La obra de la Premio Nobel de Literatura Herta Müller encarna en buena parte el destino de las minorías alemana en los países del centro de Europa que, tras el fin de la II Guerra Mundial, en muchas ocasiones tuvieron que pagar por partida doble las culpas del nacionalsocialismo. La escritora, que vive en Berlín desde 1987, nació en Nytzkydorf (Rumanía) en 1953 y en una familia de la minoría alemana en ese país -a la que pertenecieron otros escritores emblemáticos alemanes como Paul Celan u Oskar Pastior- y desde muy pronto trató de tender puentes entre las dos culturas a las que pertenecía.

Herta Müller estudió filología germánica y filología rumana simultáneamente, tratando de profundizar los conocimientos de las dos literaturas a las que sentía que pertenecía. Con la Rumanía oficial, regida por el dictador Nicolai Ceacescu, entró en conflicto muy pronto al ser despedida de su primer trabajo, como traductora en una fábrica de máquinas, por negarse a colaborar con la Securitate, el servicio secreto de la Rumanía comunista.

Su primer libro, Niederungen (En tierras bajas), también fue motivo de conflicto. El manuscrito reposó durante cuatro años en la editorial antes de que finalmente pudiese publicarse, en 1982, con recortes impuestos por la censura rumana. Dos años después, la versión original del libro apareció en Alemania, ante lo que las autoridades rumanas reaccionaron imponiéndole a Herta Müller la prohibición de publicar. En Alemania, en cambio, Niederungen le valió un reconocimiento literario inmediato y la novela recibió el premio Aspekte, al mejor debut en lengua alemana del año. En ese libro, compuesto de una larga narración de unas ochenta páginas y de otras narraciones breves, Müller enfoca, con mirada infantil, la vida de un pueblo alemán perdido en Rumanía.

Se trata de un pueblo venido a menos tanto en lo económico como en lo moral. “No soportamos a los demás ni nos soportamos a nosotros mismos y los otros tampoco nos soportan”, dice en algún momento la voz de la niña que narra la historia. La historia que cuenta Herta Müller en Niederungen es, en buena parte, una historia de represión permanente y de incomunicación que empieza por la vida familiar y sigue con las relaciones de los individuos con el estado. Las descripciones cotidianas se mezclan con historias tomadas de supersticiones populares y con leyendas lo que hizo que en su momento la forma de hacer literatura recordará al crítico Friedrich Christian Delius los recursos utilizados por el mexicano Juan Rulfo en Pedro Páramo.

Niederungen había acabado con las posibilidades de Herta Müller de hacer carrera literaria en Rumanía pero le abrió, por contra, todas las puertas en Alemania. En 1987 la escritora logró abandonar Rumanía y se instaló en Berlín, donde vive y trabaja desde entonces.

La Rumanía de Ceacescu – y el destino de la minoría alemana allí- es el tema de buena parte de sus obras. En Der Mensch ist ein groses Fasan auf der Welt (El ser humano es un gran faisán en el mundo) aborda el destino de una familia alemana que espera con ansiedad la autorización para abandonar Rumanía.

En su última novela, Atemschaukel, cuenta la historia de un chico de 17 años que después de la II Guerra Mundial es llevado por los rusos para ayudar en un campo de trabajo a la reconstrucción de la Unión Soviética en un destino que compartieron muchos miembros de la minoría alemana. Los rusos consideraban que con ello los alemanes pagaban sus culpas como cómplices de Hitler, sin importarles que algunos de ellos hubieran sido también víctimas del nazismo.

En Atemschaukel, por ejemplo, hay un personaje, David Lommer, que es judío y que sin embargo termina también en el campo de trabajo con los otros miembros de la minoría alemana. Atemschaukel es el intento de Herta Müller por desentrañar lo que se escondía detrás del silencio de su madre, y de otros muchos rumanos-aleanes de su generación, que no se atrevían a hablar nunca del tiempo que habían pasado en campos de trabajo soviéticos.

Con su madre, Herta Müller nunca pudo hablar sobre el tema pero si lo hizo con el poeta Oskar Pastior que también había estado en un campo de trabajo e incluso los dos escritores llegaron a plantear la posibilidad de escribir juntos un libro sobre el tema. El proyecto fue interrumpido por la súbita muerte de Pastior, en 2006 cuando acababa de recibir el Premio Georg Büchner, ante lo que Müller optó por aprovechar sus conversaciones con el poeta, y con otros que habían tenido la misma experiencia, para abordar el tema en forma de novela.

Leer una entrevista a Herta Müller.

La mirada herida de Herta Müller.

Fuente: El PaísEl CorreoEl MundoABC.

Sitio oficial│ The Nobel Prize.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 263 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: